Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Bernays, su cara oculta y su guerra psicológica contra Árbenz
Por Alejandro Rivera - Guatemala, 27 de enero de 2016

La manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones organizados de las masas es un elemento importante en la sociedad democrática. Aquellos que manipulan este mecanismo oculto de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro país. ... Somos gobernados, nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar.

-Edward Bernays del libro Propaganda-


A veces la historia no es como nos la cuentan, pero en otras ocasiones, sí es como nos la cuentan, pero nos la simplifican, para ocultar detalles importantes, que es un poco diferente. Eso ocurre con la mayoría de documentales y en ocasiones, de relatos escritos sobre el derrocamiento de Jacobo Árbenz y el involucramiento de la CIA, en los cuales se omiten algunos nombres y acciones de personas claves, de los cuales podemos aprender mucho para estar alertas en situaciones y métodos que utiliza el poder geopolítico actual.

En parte la mayoría de documentales “mejor producidos” al menos visualmente, sobre los hechos de la época, se explica casi siempre de manera muy condensada, como fue el golpe a Árbenz orquestado por la CIA. Tal parece que los gerentes de United Fruit Company llamaron a Alllen Dulles, jefe de la CIA, como que fuera su empleado y este, que en un posible caso de nepotismo tenía convenientemente a su hermano John Foster Dulles (socio de los abogados de la United Fruit Company) como jefe del estado mayor presidencial.

La creencia popular, tanto en Guatemala como en Estados Unidos es que dos estos personajes (los Dulles) se encargaron del complot; Árbenz fue derrocado y como arte de magia Carlos Castillo Armas y el Movimiento de Liberación Nacional asumió el poder (pegajoso nombre para un partido por cierto, a ¿quién se le ocurrió ese nombre tan creativo?, tal vez a un publicista, veremos..). Todo esto es cierto pero hace falta una pieza clave, un personaje que usó toda una ciencia maquiavélica, creada por el mismo para realizar una operación psicológica cuya primera etapa y quizá la más importante fue clave para el desarrollo de los eventos.

Hay que tomar en cuenta para el análisis, que la cadena propietaria de canales como el History Channel, no solo tiene un canal hermano de Historia Militar, sino que la propietaria de estos, y muchos otros canales es General Electric, la empresa productora de armas y servicios militares número 18 en el ranquin mundial. Los documentales del History, brillantemente producidos no siempre presentan contenido igualmente brillante, se evita información comprometedora. Lamentablemente la mayoría de personas interesadas en historia se quedan con la información de estos hollywodezcos documentales y no profundizan. Estas cadenas mediáticas, propiedad de un fabricante de armas, pueden estar siendo utilizadas igualmente como armas, no de destrucción masiva sino de “instrucción masiva”.

Un ejemplo de una publicación guatemalteca sobre el derrocamiento de Árbenz, en donde no se discute el papel de Bernays es la publicación más o menos reciente del medio electrónico guatemalteco Nómada, quien a finales del 2014 publicó las traducciones de cinco capítulos del libro sobre los complotadores Dulles, The brothers, and their secret World Wars (Los Hermanos, y sus guerras mundiales secretas) del cual es coautor Stephen Kinzer, curiosamente el mismo autor del libro Bitter Fruit (Fruta Amarga), del cual extraemos datos y parafraseamos a lo largo de este artículo, libro en el cual se explica más a fondo el caso guatemlateco. Es esos cinco capítulos a Bernays se le menciona solamente una vez pero no se le da mucha importancia.

Por supuesto que el libro publicado parcialmente por Nómada es útil para comprender la historia reciente de la geopolítica, aunque no tanto para comprender la guerra psicológica de la que hablamos en esta oportunidad, pues no se enfoca en ese aspecto de la historia.

Volviendo al caso histórico, la cosa no fue tan simple; Estados Unidos de la postguerra, ya no podía intervenir de forma directa en otros países como lo hizo antes, debido a los acuerdos internacionales y antes de intervenir, necesitaba primero convencer a una gran cantidad de políticos y sectores de la opinión pública. Para derrocar a un gobierno electo por el pueblo, se necesitaba una sutil campaña sistemática de desprestigio e implantación de desinformación. Esa fue la misión del astuto asesor de la compañía bananera, Edward Bernays.

La Propaganda como arma, el invento de Bernays

Edward Bernays, quien junto a Thomas Corcoran (exfuncionario y cabildeador de la United Fruit Company ante el Congreso), John Clemens (Periodista fafero de la United Fruit Company quien escribió el reporte final sobre el Gobierno de Arbenz para presentar al Congreso) y Spruille Barden (exdiplomático y lobbysta de la United Fruit Company) , fueron los responsables de montar la operación psicológica, con mucho esfuerzo y creatividad de publicista, luego de que se le expropiaran el 40% de sus tierras, 210,000 acres de tierra ociosa (el 11% del territorio guatemalteco) a la United Fruit Company, empresa para la cual Bernays trabajaba como asesor.

A diferencia de los hermanitos Dulles, ninguno de los personajes mencionado complotó siendo funcionario público aunque algunos de ellos eran exfuncionarios, el vivo ejemplo de “puerta giratoria”, es decir, cuando se trabaja en el sector público y privado indistintamente pero con los mismos intereses siempre, algo así como un Gustavo Alejos.

Edward Bernays, judío, nacido en Austria, era el sobrino del célebre Sigmund Freud, pero aparentemente la relación entre ambos va más allá del parentesco tan directo. Freud es autor del libro manipulación de masas, en el cual se definen características claves para diferenciar los patrones de comportamiento de un pensamiento colectivo, a diferencia de un pensamiento individual. Este pensamiento colectivo es más fácil de manipular, pues muchas voces de la razón y de criterio son ahogadas en el simplificado y atontado “pensamiento de la masa”.

Bernays, es el autor del libro propaganda, material que sirvió como base para la propaganda política de los nazis, a través de su competente ministro de propaganda Joseph Goebbels, cuyos celebres 11 principios de la propaganda están basados en las técnicas del libro. Además este libro es parte del material que sirvió para la creación de la “ciencia” de Relaciones Publicas, cuyas técnicas; una mezcla de psicología individual y social, estudios de opinión pública, la persuasión política y la publicidad, son utilizadas para construir "ilusiones necesarias" que filtran a las masas como "realidad".

Más tarde estas técnicas, basadas en falacias retóricas y desinformación servirían, a través del propio Bernays, como técnicas usadas tanto por la diplomacia de Estados Unidos como por parte de la “diplomacia” de multinacionales como la United Fruit Company, quien contrató a Bernays para mejorar su imagen, y para mucho más. Sus artimañas fueron utilizadas para derrocar gobiernos, el deporte practicado por la CIA desde su fecha de creación, que incluyó una gran lista de países con gobiernos legítimamente electos y dentro de los cuales, el caso Árbenz fue uno de sus primeros experimentos exitosos.
Bernays es un personaje que se estudia como un académico, como gurú de la publicidad pero no como un complotador geopolítico clave, dentro de ese ámbito es el gran desconocido, especialmente en nuestro país, es el personaje oculto de la historia. El lugar donde se estudia mas a Bernays es en las carreras de publicidad como el gurú de la publicidad, el creador de la ciencia de relaciones públicas. Se le estudia como influencia para la famosa agencia de publicidad de Nueva York, Madison Avenue y como el iniciador de la publicidad masiva manipulando a los consumidores con emociones y todo tipo de argumentos falaces, buscando vulnerabilidades perdidas en el ser humano, no tanto dándole a los consumidores información sobre los productos y servicios.

Las técnicas de guerra psicológicas, son operaciones tanto del sector público como del sector privado, en contra la gente en general, y en particular contra los individuos y grupos que están políticamente consientes y que han desertado de seguir la agenda de este “gobierno invisible”, según define el propio Bernays. Estas técnicas tienen su base en la “ciencia” para publicidad masiva inventada por nuestro oscuro y oculto personaje.

Bernays tuvo dentro de sus clientes, tabacaleras y empacadoras de carne de cerdo tiene dentro de sus “logros” el haber convertido a las mujeres en fumadoras, contratando modelos y damas de sociedad para que fumaran, como lo hacían los hombres, en total sublevación feminista, para que fueran vistas en lugares de moda y de cierta categoría como eventos y centros nocturnos. Los cigarros fueron apodados en los anuncios como “antorchas de libertad”. También el publicista, es el responsable de que los estadounidenses desayunen tocino, pues para lograr aumentar las ventas a las grandes empresas distribuidoras de este sabroso (anteriormente) desperdicio de la carne de cerdo, contrató a doctores para que realizaran una campaña promoviendo supuestos beneficios de este “nutritivo” alimento.

En qué consistió la guerra psicológica contra Árbenz ejecutada por Bernays

De el capítulo 5 del libro Bitter Fruit, extraemos una pequeña cronología de los eventos más importantes para el éxito operación psicológica:

1. Desde la década de los 40, es cuando el gerente de la United Fruit Compány, Sam Zemmurray, también judío, contrata a Bernays para que mejore la imagen de la compañía muy desprestigiada en Latinoamérica. Comienza el Bombardeo de propaganda en medios estadounidenses de Bernays a una lista de hasta 25,000 periodistas, editores, empresarios, sindicalistas, etc que Bernays presumía tener. El propagandista se vestía de una imagen progresista apoyando causas liberales y sociales aparentemente contra los intereses de las corporaciones para las cuales trabajaba. Además manejaba relaciones públicas con periodistas latinoamericanos para mejorar la imagen de la United Fruit, a través de la publicación de un semanario coescrito con gente de la CIA. Esta campaña dio frutos en 1954, luego de algunos años de operación.

2. Haber logrado el silencio de medios, especialmente la AP (Assosiated Press) ante las declaraciones del presidente Juan José Arévalo sobre su rechazo al comunismo, su concordancia ideológica con las ideas nacionalistas de Franklin Delano Roosvelt. y sobre su apoyo a Estados Unidos en la lucha anticomunista a nivel mundial. El propio Árbenz, en su discurso de despedida denunció la falsedad de la etiqueta comunista que le han adjudicado todos estos medios.

3. En 1951 segunda campaña de prensa a gran escala convenciendo primero al New York Times y luego a Time , Us News, The Atlantic y Visión (en español) Esto consistió en Cinco lujosos viajes organizados y financiados por la United Fruit Company, donde periodistas de Time, Newsweek, UPI, Christian Science, Miami Herald y San Francisco Chronicle, que acompañaban a Bernays, venían a Guatemala a entrevistar a ejecutivos de esta empresa, sin entrevistar a personas comunes o a gente del gobierno. Dicha campaña que desató furiosas críticas del entonces embajador Guillermo Toriello ante el Departamento de Estado.

Cabildeo político por agentes de la Fruit Company (ya sin Bernays):

4.Cabildeo directo de Thomas Corcoran ,un abogado con muchos conectes políticos, exasesor de Roosvelt, consejero de la CIA y encargado de la operación de contrabando de armas a Guatemala “Operación Fortuna”. El presionó a John Foster Dulles y a otros funcionarios para que pararan la reforma agraria y la “infiltración comunista” en Guatemala, Corcoran era el link directo entre la United, la CIA y la administración Eisenhower.

5.Reporte presentado ante el congreso en 1952; Reporte sobre la supuesta infiltración comunista en Guatemala encargado y pagado $35,000 por la United fruit Company a la firma de un ex marine llamado John Clemmens. El reporte de 250 páginas incluyó todo tipo de hechos prefabricados exageraciones y teorías conspiratorias.

¿Cuáles eran los principales puntos de la campaña?, su contenido más relevante:

1. La Union Sovietica estaba consolidando su poder e influencia en el gobierno de Arbenz

2 .La reforma agraria de Arbenz era una colectivización de la tierra, una medida comunista, tal como la reforma de Mao Tse-tung en China, donde se expropiaba toda la tierra para pasar a ser de propiedad colectiva. En China no se expropiaba solamente la tierra ociosa que era la verdadera reforma de Árbenz.

3. En las últimas etapas los informes incluían la existencia de un ejército comunista se preparaba para invadir toda Centroamérica desde Guatemala.

Contexto geopolítico antes y ahora:

En 1960 Dwigth Eisenhower es el primer presidente estadounidense que definió y expuso públicamente los propósitos del “complejo militar-industrial”, en un famoso discurso de 1960, solo unos años después de lo acontecido en Guatemala. A él se le considera como a uno de los primeros y más famosos whistleblowers (develadores de secretos) por lo que el discurso sugiere.

Cabe preguntarse porque esta persona a quien John F Kennedy admiraba se prestó no solamente para el caso de Guatemala sino también para el de Irán. Tenía pleno conocimiento de lo que ocurría o fue conducido por una propaganda desestabilizadora utilizando métodos propagandísticos “de punta” para la época . ¿Se creyó de veras que había una infiltración soviética en Guatemala y que un ejército comunista iba a conquistar Centoamérica, que la reforma agraria era una expropiación total de la tierra o buscaba eso, una implantación de maoísmo en su patio trasero?

La importancia de considerar a Edward Bernays y a otros, como uno de los principales complotadores junto a los Dulles del gobierno de Estados Unidos para derrocar gobiernos democráticos de otras naciones va mas allá de señalar culpables. Los Dulles eran funcionarios públicos, mientras que Bernays era un asesor que prestaba sus servicios a una corporación privada, la cual recurrió al poder político de su país (o sea a los Dulles entre otros) para proteger sus intereses, sin importar el daño que pudiera ocasionar a otra nación.

La sucesión de eventos sirvió para repetir el modelo en otras operaciones, creando caos mundial. Muchos países fueron víctimas y aún los siguen siendo. Las víctimas no son solo las víctimas de las operaciones políticas, sino también las víctimas del consumismo o de la “aspiración a consumir”, las víctimas de la publicidad masificada. Bernays, como sobrino de Sigmund Freud, superó al maestro en la práctica reconociendo las vulnerabilidades en ese pensamiento colectivo y sabiéndolas aprovechar, no solamente en el ámbito comercial, sino en el político y en ocasiones mezclando los dos.

La respuesta al porqué en Guatemala existe un anticomunismo fanático, basado en buena parte es suposiciones, es la misma razón por la cual las mujeres fuman; esa razón se llama Edward Bernays, pues él manipuló la palabra libertad en ambas oportunidades, dándole un significado contrario a la palabra. En el caso de Guatemala, la libertad significo la renuncia a la soberanía y al pleno goce de sus recursos. Significó la subordinación de la población a un poder económico y geopolítico, así como en el caso de las mujeres fumadoras, la libertad significó la libertad a contraer cáncer de pulmón y para los estadounidenses en general, la libertad a morirse de un paro cardíaco por consumir demasiado colesterol.

El término “Movimiento de Liberación Nacional”, nombre del movimiento que derrocò a Árbenz con apoyo de la CIA fue de creación de Bernays; él desarrollò tambièn campañas contra Cuba y Vietnam donde se utilizá la palabrita. Sus mètodos aùn los utiliza el marketing, la publicidad y en especial la ’mainstream media’ (conglomerados de medios) compuesta por los canales que vemos en el cable, las películas de los grandes estudios y los principales periòdicos de Estados Unidos, como un elaborado sistema propagandístico semi-oficial del gobierno de ese paìs, el llamado “softpower” (poder suave).

Desde el derrocamiento de Jacobo Arbenz y todas las intervenciones de la CIA, tanto militares como “pacíficas” subsiguientes en países con presidentes y gobiernos “inconvenientes”, la guerras psicológicas y de información han adquirido la misma o incluso mayor importancia que las guerras convencionales. El libro de William Blum Killing Hope (Matando la esperanza) es una enciclopedia temática sobre las 55 intervenciones de Estados Unidos y acciones de la CIA (3 de ellas en Guatemala) en países soberanos, solamente en el período entre 1940 y 1955 (existe una edición más actualizada). Cada vez más se han dado cuenta que la operación psicológica sutil, es la manera menos costosa y menos comprometedora, de derrocar gobiernos por medio, no solo de mentir burdamente, sino del astuto uso de falacias. Una de las últimas modalidades de estas operaciones son las llamadas “revoluciones de colores” en donde se logran cambios que garanticen que los intereses de los grupos de poder que les interesan, no serán tocados aunque un gobierno cambie.

La estafeta de la guerra psicológica, ha sido depositada modernamente dentro de los métodos de Gene Sharp, base para estas “alegres” revoluciones. Sharp es el autor de los libros “de la dictadura a la democracia” (calificación de dictadura a priori) y métodos para una revolución no violenta; libros que han sido utilizados muchas veces en movimientos para derrocar regímenes mal vistos por Estados Unidos. Estos métodos incluyen algunas técnicas psicológicas aún más elaboradas y sutiles, como los métodos de acción no violenta. Estos métodos incluyen creativas y curiosas formas de publicitar protestas; como la elaboración de slogans, caricaturas, y símbolos; letreros, posters, y desplegados; infiltración en periódicos; despliegue de banderas y colores simbólicos; oración y adoración; desnudos de protesta; despliegue de retratos y uso señas obscenas.

Bernays, quien vivió plácidamente 103 años hasta 1995, gozando de reconocimiento y la admiración mundial, fue el insignificante hombre detrás de la cortina, el mago de Oz, quien con sus trucos de magia logro cambiar el curso la historia y la vida de mucha gente, casi siempre en detrimento de ella, dando como resultado que una buena parte de la humanidad sea, entre otras cosas, más pobre y mas enferma. Las operaciones psicológicas pueden revertirse si se conocen sus trucos y existe un buen nivel de comunicación y consciencia en la sociedad, o sea, dicho de forma más coloquial, si esta no se deja babosear.

Fuentes:

Con extractos resumidos y citas del libro Bitter Fruit, the story of American Coup in Guatemala (Fruta amarga, la historia del golpe de estado estadounidense en Guatemala) Stephen Schlesinger and Stephen Kinzer

Otras fuentes:

https://www.facebook.com/video.php?v=796727060370589&
pnref=story
http://www.criticalthink.info/webindex/bernays.htm
https://nomada.gt/el-mas-franco-de-los-pro-comunistas-15/
http://www.theguardian.com/news/datablog/2012/mar/02/arms-sales-top-100-producers

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.