Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Debemos tener un Estado soberano
Por Byron Barrera - Guatemala, 23 de noviembre de 2005

a) Guatemala debe tener un Estado soberano, sin la preeminencia de poderes fácticos, ya sean empresariales, militares, religiosos o de cualquier otra naturaleza sectorial. El Estado guatemalteco debe ser el representante supremo de todos los guatemaltecos y no de un grupo.

b) Guatemala debe tener un Estado que asegure una economía libre y competitiva, sin monopolios y con estricta protección a los consumidores y usuarios de servicios. Además, con modernos y avanzados controles de calidad.

c) Guatemala debería contar con un Estado desconcentrado. Esto es delegar a las municipalidades las facultades de intervención y manejo de las áreas de salud, educación y seguridad, asignándoles recursos.

d) Guatemala debe hacer efectiva la independencia de poderes. Los procedimientos actuales para la elección de magistrados desvirtúan el ejercicio real de la división de poderes en que se sustenta la democracia.

e) A través de una reforma constitucional deberían revisarse los situados financieros del Estado (Confede, Parlacen, otros), para priorizar recursos en la educación primaria y secundaria, estableciendo la educación laica, gratuita, obligatoria, bilingüe y tecnológica, con cero analfabetismo.

f) El Ejército debe ser una institución profesional y moderna dedicada a la defensa del territorio y la soberanía nacional, sin interferir en asuntos de la seguridad interna, que debe competir totalmente a las fuerzas de la policía civil. Esto, evita el desgaste político de la institución y hace efectivo su carácter de reserva moral de la nación.

Los partidos políticos

a) Los partidos políticos deberían adoptar la no reelección como una norma fundamental de la práctica política, tanto interna como en puestos de elección popular.

b) Los partidos políticos deberían democratizarse internamente, de forma tal que los dirigentes y candidatos a puestos de elección popular sean militantes y activistas o cuando menos afiliados con cierta antelación a su postulación, por supuesto, electos democráticamente.

c) El Estado debería financiar el funcionamiento y las campañas electorales, puesto que de esa forma se evitaría que los partidos políticos y el acceso a los puestos de elección dependan de financiamientos externos.

d) Los partidos políticos deben contar con cuadros políticos a todo nivel, a través de programas de capacitación y formación, tanto en aspectos internos como en estudios de la realidad nacional, administración pública, economía, política internacional, conservación ambiental, etcétera.

e) El tránsito de un partido a otro debería regularse para evitar el oportunismo típico de quienes recurren a esta práctica para postularse a nuevos cargos de elección.

f) La propaganda de los partidos políticos en todos los medios de comunicación social, debería tener un costo más bajo a la publicidad comercial, por lo menos en un 50 por ciento, a partir de la convocatoria a elecciones.

g) Los partidos políticos deberían discutir y aprobar una agenda común de gobierno, cada 10 años.

h) El período entre gobierno y gobierno debería ser de cinco años y no de cuatro como en la actualidad.

i) Las elecciones de diputados al Congreso de la República y alcaldes de las municipalidades deben ser a la mitad del período de gobierno. El voto separado haría valer más las calidades de los candidatos a dichos puestos de elección popular, al no ser arrastrados por la figura presidencial.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - Cartas del Lector


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.