Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

En este país no pasa nada
Por Byron Garoz - Guatemala, 25 de enero de 2007

Debo confesar que al iniciar los problemas financieros de diciembre pensé –en un análisis bastante apresurado– que la crisis bancaria no me afectaría mucho puesto que no poseo chequera ni tarjeta de débito, mucho menos de crédito. Vivo al día (casi siempre). Pero cuando intenté cambiar el cheque del aguinaldo, me encontré con que solamente podían darme una parte en efectivo y el resto en un cheque de caja –para mi fortuna, según me hizo ver la señorita, gratuito–. Mientras hacía la larga fila pensaba en disfrutar de mis vacaciones, salir unos días de la ciudad y cargar energía en la playa o en el altiplano, lo cual finalmente no pude hacer.

Permanecer en la ciudad me permitió observar –y ser parte– de los malabares financieros que hicieron la familia y los amigos para sortear el largo mes de diciembre y el inicio de enero, algo relativamente normal en muchos de nosotros, pero en esta ocasión agudizado por la falta de efectivo en los bancos. Optar entre los tamales o las manzanas, entre la pierna o los cohetes, formó parte de las decisiones de fin de año para muchas familias guatemaltecas. La falta de dinero ha tenido como efecto directo la disminución en el comercio tradicional, tal el caso de los mercados y tiendas quienes vieron reducidas sensiblemente sus ventas y perjudicó a la población al impedirle resolver sus necesidades básicas y de sobrevivencia. Otros sectores se vieron obligados a utilizar tarjetas de crédito, sin opción de realizar sus compras en efectivo para reducir sus costos.

Vi a los amigos recibir llamadas para indicarles que corrieran al cajero automático del centro comercial de Villa Nueva, por ejemplo, porque en ese momento tenía dinero, o que el Banco Industrial estaba cambiando cheques de hasta Q2 mil, o leer que en varios departamentos del país se estaban realizando prácticas precapitalistas al intercambiar limones y naranjas por libras de pollo.

También he escuchado opinar, reiteradamente, que al parecer en esta ocasión tampoco pasará nada porque en Guatemala todos los políticos y empresarios se tapan con la misma chamarra, lo cual pareció confirmarse cuando el Director de la Policía Nacional Civil afirmó, aparentemente contrariado, que al parecer todos los implicados en los malos manejos bancarios escaparon del país antes de que se emitieran las órdenes de captura; aderezado con las declaraciones de Berger quien ha llamado héroes de la patria a Willy Zapata y a María Antonieta de Bonilla. Al parecer, a muchos les gusta vivir en Guatemala porque en este país no pasa nada.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.