Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Los shumos también votan
Por Byron Garoz - Guatemala, 16 de febrero de 2007

Es importante recordarlo ante la actual oleada represiva.

Hace 11 días fue allanada la sede del Movimiento Nacional por los Derechos Humanos (MNDH), poco antes de la presentación de su séptimo informe sobre la situación de los derechos humanos en Guatemala. El ataque afectó también a dos organizaciones populares que se caracterizan por practicar la comunicación alternativa. El informe, correspondiente a 2006, se denomina Impunidad: ¿Quiénes son los responsables?. Este informe anual se ha constituido en un instrumento sumamente útil al movimiento social porque sistematiza información sobre los frecuentes ataques a organizaciones y personas afectadas por la violencia política.

No se trata solamente de estadísticas y gráficas, los datos fundamentan un valioso análisis sobre lo que ocurre en Guatemala. Así, constatamos que en 2006 se registraron 278 ataques, un incremento del 19.4 por ciento respecto del año anterior. Las víctimas de las agresiones son personas y organizaciones que buscan cambios profundos en el país. Son defensores y defensoras de los derechos de la población guatemalteca. En el acto de solidaridad realizado el viernes 9 de febrero en la sede del MNDH, participaron representantes de muchas organizaciones nacionales e internacionales. Todos manifestaron su rechazo a la represión contra el movimiento popular. Anders Kompass, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Guatemala, y la representante del Procurador de los Derechos Humanos también se expresaron en esa dirección. Es necesario que el acompañamiento de la comunidad internacional se amplíe; necesitamos solidaridad en la denuncia (ya estuvo bueno de apostarle sin condiciones al empresariado), en la investigación, en el seguimiento y la resolución de los casos, esto es, en la aplicación de la justicia en Guatemala para poner fin a la impunidad y a la inseguridad.

Estos hechos no preocupan a las autoridades de turno, quizá porque se trata de ataques contra trabajadores por cuenta propia (informales y piratas en la jerga capitalista-racista-neoliberal), dirigentes campesinos y habitantes de fincas y asentamientos urbanos (invasores), ambientalistas (eco-histéricos), población indígenas (la indiada), obreros de las maquilas (mano de obra flexibilizada), trabajadores de ONG, vendedores en los mercados (marchantes), en resumen: los shumos, la majujada. Esos que –si lo pensamos bien– con nuestros votos podríamos avanzar en la transformación de esta realidad.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - 150207


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.