Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Funeral a carcajadas
Por César A. García E - Guatemala, 12 de agosto de 2005

El país se hunde, nuestra gente muere de hambre, el teatro reina, la hipocresía impera.

¿Qué haría usted al asistir a un funeral, colmado de deudos, en donde el dolor y las lágrimas abundan, pero en un rincón está un pequeño grupo carcajeándose, contando chistes, libando e ignorando el dolor que les rodea?, ¿se incorporaría usted al repudiable grupito, ayudaría usted para que el dolor de la mayoría mengüe, o se haría el loco? Eso es precisamente lo que pasa con nuestro país…está muriendo y la mayoría llora silente, aunque siempre hay quien tiene tiempo para la risa, la lisonja e indiferencia, y por supuesto los menos golpeados, seguirán viendo con desdén la construcción del caos.

El país se hunde, nuestra gente muere de hambre, el derecho a la vida es un mito, el teatro reina, la hipocresía impera y los guatemaltecos continuamos con nuestras vidas…como si nada pasara. Desde el primer día de un nuevo gobierno, empieza la campaña, comienzan las venganzas, se pagan los favores, y se piensa en continuar en el poder… “nos costó tanto llegar” -piensan los ungidos- y por ende hay que perpetuarse además, claro, de reponer la inversión. Desde el primer día se olvidan las promesas, se compra una destructiva amnesia que convierte a los ansiosos aspirantes a servidores públicos, en seres irracionales, egoístas y mentirosos…desde el primer día se dejan morir a los niños que se ofreció ayudar, desde el primer día se defrauda al votante, desde el primer día se compran voluntades, de transa, se engaña, se mata y maltrata.

Y terminará el gobierno, y vendrá otro, y será lo mismo, claro está, con distinta apariencia, un período para el falso populismo y otro para privilegiar el mercantilismo… pero eso sí, los votos ganados, no por mérito sino por demérito de la contraparte, no se trata de presentar planes, sino de hacer sencillo al adversario, se recurre a la calumnia, a la bajeza, al fraude, a las dos caras… y finalmente se gana…no somos una mejor opción -piensan los aspirantes- pero nuestros antecesores lo hicieron tan mal que ganaremos…y tienen razón, ganan, pero Guatemala sigue perdiendo, y cómo no va a ser así, si los “requisitos” para ejercer la Presidencia son: ser simpático, dicharachero, picotero, cuero de danta, mayor de 40 años, casado, muy dócil, obediente y plegado a los intereses de sus patrocinadores, disciplinado, pagador de favores, sin plan de gobierno e incluso sin idea de dónde se está parado, por cierto, para otros cargos los requisitos son más livianos.

El país va al despeñadero, no hay viabilidad, ni planes, ni futuro, y hasta la ilusión está terminando… pasaremos -como dicen los guanacos- de Guatemala…a guatepeor, pero seguiremos creyendo... volveremos a confiar en otro títere y a sentirnos bien, pues “nuestro único deber” es votar. Nada bueno puede sustentarse en la basura, y el poder a ultranza es basura, el dinero mal habido es basura, renunciar a los valores es basura, comprar voluntades es basura, traicionar es basura, mentir es basura, venderse es basura, engañar es basura…las cosas serán distintas cuando en Guatemala, la sinceridad, la integridad, la inteligencia y el valor…tengan algún valor.

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.