Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Calamidad
Por César A. García E - Guatemala,7 de octubre de 2005

Hacer gobierno en este país es cosa de oportunismo.

Aló…Óscar, te habla Guayo, –Ah sí vos Guayo ¿Qué pasó?, –¿No te has enterado?...no ha dejado de llover desde el domingo. –Aaaa sí, parece que es el Mitch, –No Óscar, el Mitch fue en el 98. –Perdón Guayo, quise decir el Katrina. –Tampoco, el Katrina se terminó hace semanas; pero de eso te quería hablar, no quiero que te pase las de Bush que quedó mal parado por no llegar al lugar de los hechos rápido y luego lo acusaron de racista; pongámonos las pilas y vamos a meternos al agua para salir en la prensa. –A puchis vos Guayo, estoy preparando mi viaje a España. –Haceme caso Óscar, ya tengo las chumpas de campaña y botas de hule para que no se nos peguen los hongos en los pies. –Bueno, tenés razón, hagamos una cosa: yo coordino para que mi mujer salga en la tele hablando de solidaridad mientras nosotros aparecemos caminando entre el agua y vos hablate con Jorgito Méndez, para que aquel proponga trasladar recursos a la Cruz Roja y a los bomberos, pero decile que tiene que salir hoy…es nuestra oportunidad de levantar la imagen.

…de eso se trata hacer gobierno en este país, la prioridad no es el cumplimiento de un plan de trabajo sino estar atentos al oportunismo para protagonizar; hacer gobierno en este pla apatía y permisión de quienes creen que políticos embusteros sacarán adelante al país. La tarea es de todos aquellos que podemos discernir, opinar y construir patria, aquellos que generamos empleo o aportamos nuestro esfuerzo dentro del aparato productivo –tanto patronos como empleados– quienes tenemos ideas, anhelos y esperanza en que el futuro puede ser mejor…pero no lo será a menos que renunciemos a la pésima actitud conformista que nos lleva a pensar que las cosas se arreglarán espontáneamente; rechacemos la idea que nuestro deber de patriotas, empieza y termina con un voto cada cuatro años; dejemos de tolerar a cínicos e incompetentes y exijámosles que hagan su trabajo.

Cuando la mitad de los niños de un país están desnutridos y muere gente de hambre, en una nación de tierra fértil; cuando la ignorancia es la regla y no la excepción; cuando las condiciones van de mal en peor; cuando la vida vale lo mismo –o menos– que un celular; cuando el crimen reina y los buenos ciudadanos viven atemorizados…sin duda estamos en medio de la calamidad. La emergencia de nación, no debe cesar hasta restaurarse el Estado de Derecho en el país y la dignidad de los guatemaltecos.

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.