Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La diferencia está en " Hacer los proyectos de infraestructura, priorizando sus necesidades."
Por Carlos Asturias P. - Guatemala, 12 de agosto de 2004

Hará tan sólo quizás una destacada, cuando se leyó en grandes titulares la pérdida de un miembro de su humanidad, a un hijo de don Carlos, el celoso y famoso guardián de la Sierra de las Minas; todo como el producto de corruptas gavillas, aparentemente residentes en el oriente del país, fieles servidores del poder económico mal habido y que se ha enriquecido con el mal uso que de los recursos naturales se ha hecho, las cuales se encargaron, y eso es claro, de talar a troche y moche en terrenos privados o no del recurso forestal natural y no sembrado, existente.

Y así mientras la familia de tan valiente guardián del patrimonio nacional sufría los ataques de esas permanentes bandas de narcotraficantes y saqueadores, estos últimos se ufanaban de un enriquecimiento ilícito de rápida adquisición. ¿Habrá valido tan demostrada responsabilidad? O sólo fue como se dice, una golondrina no hace agua.

La desertificación del área está a la vista y sólo con el hecho de ir a pasar el fin de semana a Río Dulce, el guatemalteco que disfrute de su descanso podrá apreciar desde su vehículo cómo la zona cambió su estado de bosque tropical húmedo a bosque en ciernes de espino y tuno.

Pérdidas como la transformación de ese anhídrido carbónico en oxígeno fue uno de los errores que estaremos pagando a muy corto plazo y ante la avalancha de motores de combustión interna, encargados de movilizar cargas de norte a sur y viceversa, serán cada vez más nefastas e indicativas de ese calentamiento global, el cual si es una globalización indiscutible.

Si a eso sumamos la creciente instalación de industrias en las faldas de la misma Sierra de las Minas que demandan agua y energía eléctrica, para prestar sus servicios, estamos viendo un desarrollo de desastre por falta de planificación mínima en su implementación; si por lógica se hubiesen construido las generadoras de energía eléctrica, antes del talado de la madera habrían existido normas adecuadas para mantener un mejor balance hídrico, entre la producción y consumo del vital líquido, agua.

La capacidad de desarrollo humano no tiene límites, el problema es hablar de metas y fines sin la debida planificación; el tropiezo, principalmente lo ocasiona el hecho ya conocido de hidroeléctricas al usar las caídas naturales, producto de nuestra topografía, en vez de utilizar el embalse, como forma de crear esa caída necesaria en el aprovechamiento hidráulico. ¿Quién no estaría de acuerdo en la producción de lagunas de embalse en el antes Motagua, hoy minitagua que darían origen a energía eléctrica y a otros servicios conexos, en vez de ver la cantidad de humus y materia orgánica que inclementemente va al mar, por supuesto eso conlleva una cierta y parcial descontaminación, beneficiosa para todos.

Los problemas que nos agobian son debido a la poca o ninguna atención que se hizo de mantener un equipo de técnicos planificando el desarrollo nacional, en vez de esperar la venida de grupos representantes de intereses transnacionales en determinadas direcciones, específicamente a la consecución de beneficios particulares, aun a costa del sacrificio del bien social.

El desarrollo de Guatemala debe nacer dentro de nuestros límites, y no viniendo de afuera hacia acá, aprovechando con raciocinio y voluntad, no destructiva sino constructiva el principio de que la materia no se pierde, se transforma; esa transformación la podemos lograr en beneficio o de destrozo según se llegue a comprobar el interés de las mayorías sobre las minorías; de las que ya sabemos no ven mas allá de su perímetro personal.

El análisis a conciencia de nuestras electas autoridades podrá ser beneficioso si se prevén los cambios que en el mundo se visualizan con la sabiduría y justicia necesarias.

Tomado de Diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.