Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Voces guatemaltecas
Por Carlos Asturias P. - Guatemala, 10 de marzo de 2005

Esta expresión no se refiere con exclusividad a lo oralmente expresado, hay artículos publicados de inmenso contenido, sobre todo de un nacionalismo total; tal el caso de la publicación de doña
Silvia Tejeda, en elPeriódico de fecha marzo 3, "Las frágiles fronteras guatemaltecas".

Quien tiene dos dedos de frente comprenderá la profundidad de lo escrito en ese valioso documento, y así mientras los países que al norte limitan hicieran sus pasos fronterizos, nuestras irresponsables autoridades apoyan nuevas rutas para que las fronteras de Guatemala, el departamento de Petén, "no se vayan llenando precisamente de inversionistas".

El caso particular y específico de la construcción aprobada a troche y moche de la carretera que de Lagunitas, El Ceibo, llega a la frontera mexicana, es totalmente ilegal al haberse violado lo legalmente instituido de la reserva de la Biosfera Maya.

El estudio de impacto ambiental presentado en 1995 por el ingeniero Bastarrechea y Asoc. claramente lo indica y tácitamente señala que la carretera en mención no representa más que un daño permanente a los intereses de Guatemala, ¿a quién favorece?, con qué descaro y falta de ética se elabora otro estudio de impacto ambiental, que según parece fue elaborado por una dependencia gubernamental; que la descalifica tan sólo por el hecho de ser el mismo cuero de donde salen las correas.

El temor o el deseo de conservar posiciones de poder probablemente no ha permitido al Lic. Dary como ministro de Ambiente dar su opinión sobre tan lesivo y dañino objetivo, cuando su ministerio debiese ser el más involucrado, y que tal como Paco Cáceres indica, tanta roncha y escozor ha originado en asuntos de menor impacto ambiental; de la USAC ya nos acostumbramos a no oír nada en defensa de los intereses de las áreas protegidas, aunque ellos sean los directamente responsables del cuidado del biotopo Laguna del Tigre, que será el más afectado con esa nueva y errónea medida.

Cómo estará de cocido el negocio que sin vergüenza alguna las autoridades mexicanas ya pusieron aduana en el lado mexicano y "gentilmente están dando cabida a sus homólogos aduaneros de Guatemala" en el local del lado mexicano. Parece que nuestro Ministerio de Relaciones Internacionales también padecen ceguera y carencia auditiva, para no presentar el reclamo a esa falta e irrespeto a nuestra soberanía.

Si de mantener y fortalecer los convenios de comercio internacional se trata ya existe una carretera paralela construida, no hay razón para en actos de atropello al territorio nacional y la suma de intereses económicos de grupos minoritarios pero económicamente poderosos, dobleguemos nuestros derechos.

La construcción programada de las hidros de Chulac, Xalalá, etc. se beneficiarán más con la carretera de Bethel como forma de garantizar nuestra electrificación del área de amortiguamiento a la Reserva, que la facilidad con que los vecinos del norte lo harían ante la apertura de piernas de el desgobierno en turno por El Naranjo, El Ceibo.

Si por los años 1960 fue necesario quemar ranchos de familias mexicanas que ya se habían asentado en El Ceibo guatemalteco, para obligarlos a retornar a su patria después del inmisericorde saqueo de las maderas preciosas, cedro y caoba, del lado guatemalteco, ahora se hará más fácil la colonización y estrangulamiento de Petén, por un lado la agresividad comercial mexicana y por otro los intereses beliceños de que los mexicanos les apoyen en su diferendo territorial. No se necesita ser ningún estadista para ver lo que sucederá.

Como un corolario y a manera de prevención, denunció que desde el año 1993, fecha en que renuncié a la Gobernación departamental, presenté una denuncia al Ministerio Público sobre medidas que se estaban implementando para afectarme y tenerme coercitivamente amenazado, hoy el expediente aún duerme el sueño de los eternos, ante las infundadas órdenes del señor Contralor General de la Nación de esas épocas y que ahora es prófugo de la justicia, mientras yo pacientemente sigo esperando el resultado de tan malos procedimientos legales, que se fijan a conveniencia de la corrupción. Para no perder el tiempo en estériles esperas de algo que ya rebasó los límites de la tolerancia, y el abuso que del poder se hace, el expediente es la denuncia registrada con el No 759 de 17 de marzo de 1995, al oficio No 270 de la Secretaría General de la Fiscalía del Ministerio Público, de fecha 10 de abril de 1995. Talvez doña Magalí Rey Rosa lea estas líneas pues por lo que pude enterarme a ella también se le está fraguando involucrar en actos anómalos como medida de gobiernos tiranuelos de oportunistas que no permiten crítica ni observación alguna.

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.