Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El monopolio denominado Ejército
Por Carlos Asturias P. - Guatemala, 29 de junio de 2005

La meritoria labor que los miembros de información no comprometidos, han desarrollado en el Estado de Guatemala, poco a poco han destapado la corrupción existente en el organismo, que parte de esa estructura de gobierno es, y lo constituye el mismo, el EJÉRCITO NACIONAL.

Para todos los que hemos estado en el trabajo de infraestructura, el que ahora se publique que empresas como MAYA QUÍMICOS, exclusiva venta de explosivos para uso en movimientos de roca, construcción de presas y todo lo relativo al uso de explosivos en infraestructura, es y era proporcionado por esta empresa de fachada empresarial, pero nada más y nada menos que una de las solapadas empresas productivas del ejército; que ojalá y al menos hayan pagado sus impuestos respectivos y que no en el momento preciso cambien de condición a cuenta de favores a proporcionar. Lo más triste es que instituciones que debieron de presentar las denuncias en su oportunidad jamás lo hicieron, entiéndase cámaras de construcción, colegios profesionales respectivos, etc. Además y obligatorio es pagar los polvorines cuyas custodias que las bases aledañas prestan como cierre de la negociación, ALBARDA SOBRE APAREJO, salen de una base a otra y se fija un sobre costo más. Comprar pólvora negra en alguno de los cientos de lugares de ventas de armas en Guatemala no es ningún secreto y sus facilidades son como comprar un pizarrín en la tienda de la esquina. El monopolio de la venta de gasolinas de aviación, otra de las empresas solapadas, que saber a donde han ido los fondos respectivos, pues como constituyen secretos militares, seguro es que la contraloría y la fiscalía respectivas, por babosas se pronuncian. Sabrán ustedes acuciosos lectores que en todas las pistas de aterrizaje de Guatemala, y en las que por rara coincidencia siempre existen bases aéreas militares, que un deseo de colaboración; entre comillas, venden AV-GAS a las líneas de aviación o avionetas particulares en dichas pistas; ¿serán incluidas las líneas aéreas del Narco, dentro de esa social labor?

Estas niñerías al igual que los servicios de seguridad que se brindan a las empresas o empresarios que así lo soliciten son las principales fugas de impuesto que después redundan en justificaciones de que en Guatemala no se pagan impuestos, si esto constituye de por sí fallas imperdonables de control fiscal. EN el caso de MAYA QUÍMICOS es tan grande el negocio que después de tener que pagar por los materiales, los que operan son especialistas y miembros del ejército, que pueden y seguro estoy, se encuentran con permiso para ejercer labores, TAL COMO ES O ERA COSTUMBRE EN LAS OPERACIONES PETROLERAS, EN DONDE LA MAYORÍA DE PILOTOS ESTABA CONSTITUIDO POR MIEMBROS DE LAS FUERZAS ARMADAS, CON PERMISO PARA AUSENTARSE DE SU INSTITUCIÓN, pero con la rara coincidencia de reingresar en el momento preciso en que el ascenso por tiempo y servicios venía. Que opinión podrán emitir los señores de la contraloría y dependencias obligadas a velar por el cumplimiento de la ley. Pobre de nuestro pueblo ante esa voracidad existente y peor aun si son las instituciones que por su poder y control manejan a los ciudadanos del tercer mundo como monigotes a su disposición.

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.