Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 14 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Por qué ser comunista hoy?
Por Carlos Carrillo. - Guatemala, 21 septiembre de 2018

Hoy día hablar de comunismo parece una mala palabra. A los comunistas se nos acusa de cualquier cosa, menos de buena gente. Se dice que somos violentos, autoritarios, que nos comemos a los niños, que despojamos de su parcela, de su casa, de su vehículo a quién lo tiene para dárselo a otros. ¿Por qué tantas mentiras y estupideces?

Todos esos ataques no son casuales, tienen una explicación. En realidad, ¿quién nos ataca? Nos atacan quienes tienen algo que perder con el comunismo. Es decir: los ricos, los explotadores, la clase pudiente (terratenientes, empresarios, banqueros). La gente común, la gente como usted que está leyendo este texto, la gente trabajadora, las compañeras y compañeros de a pie y tampoco las llamadas clases medias tienen nada que temer. Pero curiosamente la propaganda burguesa, muchas veces mezclada con ideas religiosas, nos ha satanizado a tal punto que hasta un trabajador, alguien del pueblo, alguien humilde, puede repetir estas tonteras sin saber bien qué está diciendo.

En realidad, ¿qué es el comunismo?

El comunismo es una forma de entender el mundo, las relaciones sociales, la forma en que vivimos. El comunismo tiene como fundamento el conocimiento científico riguroso, sistemático, profundo y crítico sobre la economía, la sociedad, la política y la cultura. Ese conocimiento desmorona la explicación que la burguesía difunde a través de la escuela, los medios masivos de comunicación, las iglesias, etc.

Con base en la ciencia, los comunistas sabemos que los pobres y los ricos no son lo que son por un simple capricho, porque dios lo quiso o porque eso es un hecho natural. Sabemos que la riqueza la producimos nosotros, los trabajadores, a través de nuestro esfuerzo, por ejemplo, haciendo mover las máquinas, produciendo la tierra, etc. La riqueza se genera con nuestro trabajo, nuestra acción, nuestra actividad productiva, no de la burguesía. Pero como la burguesía es la dueña de las fincas, las fábricas, la banca, etc. solo nos llegan migajas (salario) de la riqueza que producimos. ¡Esto es el capitalismo!: un sistema basado en la explotación. Así de simple.

Muchos burgueses y pequeño burgueses afirman que la clase trabajadora no "progresa" por una supuesta "vagancia" congénita. Esto es totalmente falso. Lo dicen porque esa es la forma de justificar los salarios miserables y la exclusión social y política que mantienen contra nosotros. Tampoco es cierto que la clase trabajadora sea "conformista". Y mucho menos aún, que los ricachones son poderosos porque han trabajado mucho o ese es un destino que tienen ya marcado.

Los comunistas, desde el conocimiento científico, sostenemos una propuesta de transformación de todas las injusticias que actualmente existen en el ámbito económico, social, cultural, jurídico y político. Estas injusticias se deben a que este es el carácter del capitalismo. Nuestra propuesta busca terminar con esas injusticas y con todas las lacras que van de su mano: patriarcado, racismo, consumismo, autoritarismo, homofobia, deterioro ambiental.

¿Si luchamos y proponemos erradicar la explotación hacia la clase trabajadora, que integra la mayoría del pueblo, por qué entonces goza de mala fama el comunismo en Guatemala?

Pues porque los sectores que tienen mucho que perder con un cambio (la clase dominante) inundan nuestras cabezas de propaganda engañosa. Nos dicen, por ejemplo, que con el comunismo se terminará la privacidad, que quitarán nuestros hijos y no podremos disponer de ellos, que nos quitarán la casa propia y que, a quien proteste, lo matarán en un campo de concentración. ¡Tonteras! ¡Puras tonteras!

Los comunistas luchamos por un mundo de justicia, de equidad, donde todos coman, se eduquen, tengan salud, reciban los beneficios del desarrollo social. Ser comunista hoy es seguir peleando por la igualdad, por terminar con toda forma de explotación y de injusticia. En otros términos: ser comunista es ser un profundo humanista y revolucionario que se organiza y lucha desde el Partido Guatemalteco del Trabajo.

En el 96 Aniversario del Partido Comunista de Guatemala
69 Aniversario del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT).

www.partidocomunistadeguatemala.blogspot.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.