Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Winaq: vía indígena hacia el poder en Guatemala
Por Carmen Esquivel - Guatemala, 20 de febrero de 2007

La irrupción en la política guatemalteca del movimiento Winaq, de la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, además de dinamizar la campaña electoral, abre hoy posibilidades para una participación de los indígenas en el ejercicio del poder.

Presentado como un proyecto integrador, plural y sin exclusiones, este grupo surge como alternativa en una sociedad donde los políticos tradicionales han sido incapaces de emprender las transformaciones necesarias para el país.

Una década después de la firma de los acuerdos de paz, los indígenas continúan marginados de la toma de decisiones, a pesar de constituir más de la mitad de la población.

Guatemala vive hoy un período convulso. Más de cinco mil personas mueren al año por la violencia, cerca del 80 por ciento de la población autóctona se encuentra en la pobreza y la mitad de los niños están desnutridos.

A esta situación se suma la reciente crisis financiera, motivada por el cierre de dos bancos, lo que afectó a millones de cuenta habientes, muchos de los cuales perdieron los ahorros de toda una vida.

En este escenario, el surgimiento de un nuevo proyecto político que se propone satisfacer las aspiraciones de la mayoría de guatemaltecos, indígenas y no indígenas, estremece el panorama electoral que hasta hace poco se antojaba como más de lo mismo.

Una prueba fehaciente del desgaste de los partidos tradicionales está en el hecho de que los 19 inscritos para las elecciones tienen en total 530 mil afiliados, cifra que sólo representa el 10,2 por ciento de los cinco millones de empadronados.

En opinión del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos, la posible incorporación de la Premio Nobel de la Paz a la contienda elevaría la movilidad de los competidores y los comicios tendrían nuevos ingredientes de pluralismo y multietnicidad.

Rigoberta Menchú y su plataforma política Winaq realizan negociaciones con los partidos Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca y Encuentro por Guatemala para una eventual postulación a la presidencia.

Pero aún no hay nada definido y tampoco se sabe si participará como candidata presidencial en las elecciones de septiembre de este año o lo postergará para 2011.

En cualquier caso el sólo anuncio de la posibilidad de entrar en la contienda ha estremecido la campaña electoral en un país donde constituye un hecho inédito que un indígena y además mujer aspire a la primera magistratura.

"En la historia política de Guatemala los indígenas hemos ejercido el derecho de elegir, pero no el de ser electos, y ha llegado la hora de hacerlo", dijo Menchú en la presentación de Winaq, que significa equilibrio e integridad de la persona.

Varios analistas consultados por Prensa Latina reconocen los innegables retos que deberá enfrentar una mujer maya en una sociedad tradicionalmente racista y machista.

También son grandes los desafíos para construir una plataforma amplia, en la que participen sectores políticos progresistas, organizaciones populares, sindicales, movimiento campesino y estudiantil, entre otros.

Pero no hay dudas de la estatura internacional de Rigoberta, lo cual le valió el Premio Nobel de la Paz, y de su energía para intentar cambiar el rumbo de Guatemala.

Fuente: www.prensalatina.com.mx - PL-139 - LAC/CAR - 190207


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.