Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Sobre la izquierda guatemalteca
Por Carolina Escobar Sarti - Guatemala, 3 de febrero de 2007

No será este un artículo de corte histórico, y mucho menos teórico. Son apenas algunas reflexiones sobre una izquierda guatemalteca que puja, pero no termina de cuajar en el quehacer político-partidista guatemalteco.

Esto se expresa en la ausencia de una sólida y más numerosa representación de la izquierda en los espacios del ejercicio del poder municipal, legislativo y ejecutivo, sólo para mencionar algunos.

Y, aunque se debe en gran parte al contexto de transnacionalización del capital y de las ideas que han sido definidas por el neoliberalismo, también se debe a los vacíos propios de una izquierda guatemalteca que no ha aquilatado las debilidades y fortalezas de un proceso.

El contexto latinoamericano define hoy la necesidad de pensar en la izquierda como ideología y también obliga a observar muy de cerca las diferencias de práctica que se dan entre las izquierdas que gobiernan hoy varios países de nuestra región. Por supuesto, esto va de la mano de un repensar la izquierda guatemalteca como posibilidad.

Si desgraciadamente la estrategia obligada de hace un par de décadas fue la guerra, la de hoy demanda la inserción en la cancha política.

Y aunque me confieso escéptica en esto de la política partidista, mientras no encontremos mejores vías de participación ciudadana, ese es todavía hoy el lugar desde donde se pueden articular las grandes políticas públicas y las rutas que ha de seguir el país. Si no fuera así, la derecha y los empresarios no estarían ni mínimamente interesados en la política –y vaya si lo están.

La izquierda guatemalteca acumuló bastante experiencia en el campo durante la guerra que se vivió en Guatemala, pero ha tenido muy poca oportunidad de participar como movimiento en el juego político que se practica en los espacios de decisión.

Digamos que necesita ponerse al día en el ejercicio de la política de salón y no sólo saltar al ruedo cuando se acercan las elecciones. De lejos, he observado los esfuerzos de la izquierda por formar frentes, partidos y movimientos, hasta llegar al actual MAÍZ, que articuló de cara a las próximas elecciones.

Pensando en recio, creo que a la izquierda guatemalteca le hacen falta pensadores, ideólogos serios, gente con nuevos bríos que revise los fundamentos teóricos sobre los cuales se levanta esa ideología y los replantee de cara a la realidad guatemalteca actual.

En los países del primer mundo, los gobernantes redescubren lo indispensable que es rodearse de personas que se mueven en el campo de las ideas, porque saben que son éstas las que plantean las nuevas utopías y refundan el pensamiento de las sociedades.

Que el muro cayera hace ya algunos años no significa que muchas de las ideas de Marx –por ejemplo– hayan caducado. Hay que retomar los escritos de pensadores como él y tantos otros, revisarlos con cuidado, refundarlos en nuevos contextos y construir a partir de ahí la columna vertebral que ha de guiar el pensamiento de la nueva izquierda guatemalteca.

No con el fin de formar “cuadros” que deban alinearse a dogmas incuestionables como pretenden tantos de izquierda como de derecha, sino con el fin de levantar la izquierda de nuestro país sobre bases más sólidas y menos contaminadas de prejuicios, de consignas sin fundamentos, de activismos sin lecturas.

Mientras eso no suceda, la izquierda resurgirá coyunturalmente antes de cada período de elecciones; se juntarán los mismos y pronunciarán los mismos discursos para llegar al mismo lugar con las mismas propuestas. Y los mismos también dirán, otra vez, que eso no es suficiente.

Esos esfuerzos, además de desgastar procesos y personas valiosas, son de corto aliento. Porque refundar la casa del pensamiento de la izquierda guatemalteca requiere cavar agujeros más hondos, desde los cuales se levanten los cimientos de intenciones y anhelos más duraderos.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.