Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mujeres en los billetes
Por Carolina Escobar Sarti - Guatemala, 2 de marzo de 2007

Ya va siendo hora de que las mujeres nos veamos representadas en esos papelitos.

Casi comenzando el año, nos enteramos de la posibilidad de que a finales de 2007 estén circulando por el país billetes nuevos de Q200, Q500 y Q1 mil. Claro que para que dicha iniciativa se vuelva ley, tiene que contar con la aprobación de al menos 80 de los 158 diputados al Congreso de la República.

Es obvio que un virtual crecimiento de nuestra macroeconomía y la falta de circulante que hemos experimentado a raíz de la crisis financiera que se vive en el país, han servido de marco perfecto para presentar esta propuesta.

Por supuesto, hay voces que ya anuncian inflación, mientras otras dicen que el Estado se ahorrará altos costos gracias a dicha medida. Algunos más dicen que los consumidores seremos, como siempre, los grandes perdedores, porque los precios tienden a redondearse siempre a una denominación mayor.

Así, el precio de un producto que hoy cuesta Q195 será redondeado, luego de la disposición, a Q200. Sin embargo, para fines prácticos de este artículo, lo anterior no interesa mucho. La pregunta que yo tengo es más “simple”: ¿en cuál o cuáles de esos billetes nuevos se imprimirá el rostro de una mujer guatemalteca?

Con las efigies de los billetes y las monedas ha sucedido como con los monumentos que adornan las principales avenidas y parques de toda Guatemala; creo que por cada 20 de ellos que representan a hombres, hay apenas uno que representa a una mujer.

Y mientras las estatuas de los señores se presentan con ellos montados en un caballo o lanzando hojas al viento, ese único monumento femenino idealiza la figura de la mujer-madre que lleva al hijo en brazos y no está allí por méritos propios, sino gracias a su “naturaleza”. A nivel simbólico, eso se convierte en una prueba irrefutable de la sociedad que somos o hemos sido.

La única vez que hemos visto aparecer a una mujer en una moneda o billete de Guatemala, es en la de 25 centavos. La famosa “choca” tiene como símbolo a una mujer indígena a quien sólo se le ve un lado del rostro y, por consiguiente, un solo ojo, por lo que ha sido llamada “choca”, que en buen chapín significa que no ve bien.

Las demás monedas y billetes ostentan las imágenes de Fray Bartolomé de las Casas, Tecún Umán, José María Orellana, Justo Rufino Barrios, Miguel García-Granados, Mariano Gálvez, Carlos Zachrisson y Francisco Marroquín. Puros hombres, entre los que se cuentan defensores de indígenas, un indígena, algunos presidentes, un prócer de la Independencia y un ministro de Hacienda.

Ya va siendo hora de que las mujeres nos veamos representadas en esos papelitos de colores que son un medio de cambio al que -como sociedad- le hemos dado algún valor. Y consecuentemente hago una propuesta: que se comience a pensar, aunque sea para uno de los billetes que saldrán pronto a circulación, en nombres como los de Luisa Xicoténcatl, Leonor Alvarado, María Josefa García-Granados, Dolores Bedoya de Molina, Jesusa Laparra, Vicenta Laparra de la Cerda, Luz Valle, Olimpia Altuve y muchas otras que ahora no recuerdo pero que podríamos ir buscando en nuestra historia no tan “oficial”. No propongo a Rigoberta Menchú porque no faltarían quienes dijeran que eso sería propaganda electoral gratuita.

Los imaginarios colectivos se construyen, precisamente, de las imágenes que durante un largo período se han fijado en la mente y en la memoria de las personas de una sociedad. Así que esta propuesta es relevante en la medida en que comenzará a situar a las mujeres en los lugares que tradicionalmente no han ocupado.

Es un asunto de simple equidad de representación. Le toca al Congreso de la República, con opinión de la Junta Monetaria, decidir las imágenes que irán en el anverso y reverso de los nuevos billetes. Ojalá la de alguna mujer guatemalteca valiosa aparezca dándole más valor a ese papelito hoy tan útil, pero tan devaluado.

Fuente: www.prensalibre.com - 010307


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.