Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¡Es el momento de pelear!
Por Carlos E. Wer - Guatemala, 10 de marzo de 2005

Dejaré para más adelante las experiencias vividas en el VII Encuentro de Economistas "Globalización y problemas del Desarrollo" que recién acabo de asistir como representante de La Hora, para comentar la lucha, no solamente valiente sino heroica, de un octogenario que debiera ser ejemplo para la juventud del mundo y en este caso en especial de la que nos importa más: la guatemalteca.

Al compás de su actual grito de guerra ¡Es el momento de pelear!, en contra del imperialismo

fascista de su propio país, Estados Unidos", se enfrenta con un admirable coraje y un profundo conocimiento a las políticas que el equipo encabezado por el presidente Bush, pero manejado por su segundo a bordo, dada su manifiesta incapacidad (cualquier similitud con algún caso guatemalteco es pura casualidad).

No solamente ha promovido, ya que fuera su movimiento quien lanzara la alerta, con más de seis meses de anticipación de que las elecciones serían manipuladas "electrónicamente" y que era necesario para permitir unas elecciones realmente limpias y democráticas, abolir la HAVA, (Have American Vote Act), legislación que abría la posibilidad de la supresión del voto, sino con documentos a mano ha logrado que representantes demócratas lleven hasta el Congreso la denuncia, logrando que se celebrara una reunión conjunta en la que se cuestiona la validez de la certificación de la "pareja diabólica".

Su denodada lucha para no permitir que el sistema constitucional y su compromiso con el bienestar social sean abolidos por las argucias legales de los fascistas actualmente en el poder en esa nación hermana, va acompañada de otros dos temas de vital importancia, no solamente para su país sino para el mundo, por cuanto lo que suceda en él, será replicado en la mayor parte de ellos, especialmente en aquellos en que los "olvidados", siendo mayoría, son quienes resienten los resultados de las políticas neoliberales; la lucha contra el robo del Seguro Social, al estilo del fascista Pinochet; la urgente necesidad de ponerle fin a la guerra de Iraq.

Luego de elogiar el papel del Papa Juan Pablo II en su lucha por establecer un diálogo entre naciones y religiones y de proponer un nuevo Tratado de Westfalia que permita, alejar al mundo de la "guerra permanente" que al estilo romano, desean impulsar los orates del grupo fascista que hoy mantiene el poder en los Estados Unidos, LaRouche (en su discurso) responde a la pregunta de si existe alguna salida para esta crisis existencial: "Este es el momento y la oportunidad de pelear. La pelea es para salvarlo todo, incluyendo la Constitución, incluyendo nuestra nación. Este es el momento de pelear.

EMPAQUETEN TODOS LOS PROBLEMAS EN UNO Y PELEEN.

¡NO SE RINDAN!

Aunque parezca increíble, otro casi octogenario, es también, quien al frente del heroico pueblo cubano, encabeza la lucha durante más de cuarenta años contra la metodología de abuso y fuerza del coloso del norte. La columna vertebral de América Latina se estremece. El coronel Chávez en Venezuela homologa la lucha que otro Coronel, Arbenz, intentara en Guatemala honrando la carrera de las armas y cumpliendo con la máxima bolivariana "maldito el soldado que utilice sus armas contra el pueblo", uniendo férreamente los ideales nacionales. En Argentina el presidente Kirchner se debate en la lucha contra el usurero FMI.

Hermoso ejemplo de lucha, de valentía, de compromiso, no sólo con su propio país, sino con el mundo, al que invita también a unirse en la lucha contra el fascismo de Bush y Cía.¿Y aquí, en nuestra tierra del quetzal? Yo quisiera retomar el discurso de Lyndon LaRouche, de Chávez de Castro, de Kichner y de todos aquellos patriotas que en otros horizontes luchan por llevar a sus países hacia la independencia y su soberanía. Yo quisiera invitar a nuestro pueblo a homologar su grito de lucha. A unirnos en contra de los representantes fascistas del gobierno de Guatemala, quienes se disponen a entregar hasta el más pequeño recurso del país, por entreguismo, cobardía y ambición personal.

Yo quisiera, que la mayoría de este pueblo al que se le ha negado hasta la voz, despertara y haciendo eco de sus palabras pudiéramos gritar ¡Es el momento de pelear!

Yo reto al presidente Berger, a su compañero Stein para que demuestren su verdadero amor por este país. Los reto a que envíen al Congreso iniciativas de ley que permitan que las riquezas de este país sirvan para engrandecer a su población y no a sus bolsillos. Para que se unan a los esfuerzos contra las políticas neoliberales de cada vez más países en el mundo. Para que protejan (y no que vendan), los derechos sociales de la población. Para que en un gesto desconocido de ellos defiendan y no condenen al pueblo a la miseria y al atraso que lo empujan las medidas del MSN 200 kissingeriano. Para que los jóvenes puedan gozar del derecho a una
educación de calidad. Para que puedan tener opciones de trabajo. Para proporcionar seguridad a la población. Para brindarles el negado derecho a la salud y abandonar la criminal idea del ejemplo del más criminal presidente Bush.

Guatemaltecos, es tiempo de defender el futuro de tus hijos y tus generaciones por venir.

No los condenes ¡es el momento de pelear!

Fuente: Diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.