Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El calco
Por Carlos E. Wer - Guatemala, 2 de abril de 2005

Mientras luchan por separado, son vencidos juntos
Tácito

Hace un poco más de cincuenta años, nuestro país era intervenido por fuerzas que, financiadas, entrenadas y protegidas por los Estados Unidos, interrumpían el proceso iniciado por la revolución guatemalteca, derrocando al presidente Jacobo Arbenz. ¡Cosas del pasado! Exclaman muchos, añadiendo que si no somos capaces de superar esa barrera, no saldremos nunca del estado de atraso y de pobreza en que se ve sumido el país. ¡Quizá pudieran tener razón!... sin embargo, son los hechos del presente los que nos impulsan a pensar, que no olvidando podemos tratar de encontrar nuestro propio camino. Y ello viene al caso porque se inicia en ese mismo país una poderosa campaña en los medios, igual que lo hicieran con nosotros hace cincuenta años, contra el proceso que soberanamente impulsa el presidente Chávez en la hermana República de Venezuela.

Recordar la feroz campaña que subterráneamente impulsaba el Departamento de Estado contra el "comunismo" en Guatemala, nos puede permitir evaluar con mayor imparcialidad los hechos en ese país, por un lado, y por el otro reconocer que nuevamente se saca a relucir "el gran garrote" de la política estadounidense para quienes no se pliegan a su todopoderosa voluntad, especialmente hoy que ese país está empeñado en imponer el imperio angloparlante.

O porque la "Operación Éxito" les resultara efectivamente exitosa o porque son incapaces de crear una nueva estrategia para operaciones encubiertas, el asunto es que esa campaña en contra de Venezuela y su revolución bolivariana, se ha iniciado, amparada claro está, en la fuerza que imprimen los jerarcas del fascista gobierno encabezado por el presidente George Bush. Así, tanto personajes del círculo de neocons encabezado por el nada honesto vicepresidente Dick "Halliburton" Chenney, como Otto Reich quien publica en Nacional Review acerca de "los dos terribles de Latinoamérica" Fidel y Hugo Chávez.

El influyente Wall Street Journal se une a la orquestada campaña que busca hacer "chuza" con Venezuela y Cuba, los identifica como el "emergente eje de subversión" en América Latina, el cual "debe ser enfrentado antes de que socave la democracia"… ¿de qué democracia hablarán estos idiotas que inveteradamente hablan de un subcontinente del que no solamente desconocen, sino que han saqueado sus riquezas, sin que ello produzca desarrollo?

El viaje del secretario de la Defensa Donald Rumsfeld por algunos países del área que terminara en nuestro país, en el cual el presidente Berger, con una postura tan servil como la que demostró en la famosa fotografía en la que "se entrevistara" con su homólogo estadounidense, demostró sus habilidades en el idioma de Shakespeare diciéndole "we count on you", no tiene otra intención más que "cerrar el círculo" sobre esos países soberanos, como lo hiciera antaño con Guatemala John Foster Dulles.

Claro que sus palabras deberían estar también respaldadas por otro personaje de su círculo de asesinos fascistas que impulsaron los ataques e invasiones contra Afganistán e Irak, el cual había sido planificado y propuesto a Israel desde 1995, como lo es Condoleezza Rice, quien añade que Chávez es "una fuerza negativa en la región".

Uno tras otro, en la acostumbrada forma en que operan sus campañas mediáticas, el Miami Herald, informa que el presidente Bush, el mismo inmoral socio de Bin Laden, contempla la posibilidad de acusar de corrupto al presidente venezolano… ¡cosas veredes, Sancho amigo! El concierto continúa añadiendo al "experto" en asuntos latinoamericanos de la Defensa Pardo Maurer, quien propone una estrategia "para contener a Chávez" y "lógicamente" el Financial Times le sirve de amplificador a su propuesta, añadiendo que "Chávez se mete con países de tejido social débil y, en algunos casos, promueve la subversión".

Hoy, como ayer lo hicieran contra nuestra pequeña Patria, los halcones fascistas que gobiernan a los Estados Unidos, preparan la operación encubierta, que solamente ellos saben o pretenden que es encubierta, contra un país soberano como lo pretende ser Venezuela.

La América Latina está despertando de un largo sopor en el que la voluntad todopoderosa de los Estados Unidos se imponía sobre nuestros países. Una nueva conciencia de que debemos de ser los constructores de nuestro propio proyecto social amanece en ella, despertando esperanzas en quienes han visto a sus sociedades empobrecerse bajo el signo de la "democracia" al estilo texano.

La solidaridad de los latinoamericanos debe de estar del lado de los esfuerzos de sus países en construir una sociedad más justa para sus poblaciones. El silencio sería condenarlas a ser atropelladas como lo fuimos nosotros y si ellos se reservan el derecho de decir "remember Pearl Harbor", creo que nosotros tenemos también el derecho de decir "recordemos el 54".

Fuente: Diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.