Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Encuentro internacional contra el terrorismo
Por Carlos E. Wer - Guatemala, 16 de junio de 2005

Cuando el cóndor pasa

No me refiero a esa bella melodía, ni me estoy refiriendo a la bella imagen de esa enorme ave planeando los espectaculares paisajes de los Andes. No, me refiero a esa negra y bestial página de la "Operación Cóndor", que uniera a los ejércitos del Cono Sur, en una inmensa cacería humana orquestada por la CIA y los organismos estadounidenses que la apañan. Me refiero hoy al testimonio que en el "Encuentro Internacional Contra el Terrorismo, por la Verdad y la Justicia", presentara el abogado y maestro paraguayo Martín Almada.

Y es que la tesonera persistencia de Martín, tiene al final la compensación que representara el que pudiese lograr tras una larga y persistente campaña que la ley pudiese ordenar, a través del recurso de Hábeas Data, la captura de los archivos secretos de "investigaciones" de la Policía, llamada por los paraguayos simplemente "la Técnica". Luego de una resistencia y negativa de las autoridades policíacas, el juez encargado de la acción ordena romper los candados de la bodega. Montañas de documentos, que contabilizaron cerca de tres toneladas, se abrieron por primera vez al conocimiento de los paraguayos y el mundo. Los primeros documentos de la Operación Cóndor, salieron a luz.

El doctor Almada había sido capturado y torturado en las instalaciones de la Técnica. Los procedimientos de tortura seguían las instrucciones del "Manual para Torturas", documento elaborado bajo el título de "Adiestramiento de Técnicas y Ejercicios para el Interrogatorio" en la Escuela USARCARIB en Fort Gulick, Panamá, por el Comando Sur de los Estados Unidos. La "escuela" que se identificaba con su insignia, una carabela y el lema "Uno para todos y todos para uno", elaboraron un manual de cerca de trescientas páginas, en las que se incluían técnicas para "toques eléctricos en los testículos", la tortura psicológica, mediante la cual llamaban a su esposa para que oyera sus gritos y lamentos al ser torturado, los "baños de descarga", mediante los cuales las víctimas eran "reavivadas" con una fórmula prescrita, que mitigaba los dolores para poder continuar con las sesiones de tortura; el "lavado de cerebro", etc.

La "represión refinada" nace como una técnica estadounidense para reprimir cualquier movimiento nacionalista o comunista que emergiera y que pusiera en peligro los intereses estadounidenses en la región, cuya primera expresión la tuvieran en la Guatemala revolucionaria de Arbenz, la que fuera derrocada mediante una invasión, orquestada por la CIA. Con ello, creían que habían cortado "de cuajo" cualquier expresión en contra de aquellos que pretendieran oponerse a los designios estadounidenses en el área de "su patio trasero".
Los documentos encontrados permitieron también el conocer de las primeras reuniones secretas, en las que los dirigentes de los ejércitos del Cono Sur, iniciaran la planificación subcontinental de la "Operación Cóndor", la que se llevara a cabo en junio de 1978, precisamente en Asunción, Paraguay, operación que encajara dentro del esquema de la "Seguridad Nacional", en la que habían sido instruidos todos los ejércitos de la América Latina.

Uno tras otro, los testimonios de las víctimas apuntan hacia el mismo lado, hechores materiales a quienes se les aplicaron las técnicas de "lavado de cerebro" y hechores intelectuales que manejaron y manejan las instituciones nacionales, mediante la presión, el chantaje, la compra de voluntades, el financiamiento a las ONG's, los partidos políticos, los medios, los sindicatos etc. Una forma diferente de llegar al mismo fin: mantener el dominio sobre los países y poder explotar sus recursos naturales, los que según el memorando de seguridad nacional MNS200 de los Estados Unidos, deben ser utilizados por ese país para mantener su proceso de desarrollo, ante el desperdicio de ellos que provocan los países tercermundistas.

El encuentro llevado a cabo en La Habana, debe servir para que los latinoamericanos y el mundo, puedan descubrir la metodología empleada por el imperio para mantener su hegemonía. Para que puedan dimensionar las gigantescas violaciones a los más elementales derechos humanos. Para que puedan conocer que lo pasado en Chile, en Uruguay, Argentina, Paraguay, El Salvador, Panamá, Guatemala, Dominicana y actualmente en Venezuela.

Fuente: Diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.