Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Dale, dale, dale
Por Carlos E. Wer G. - Guatemala, 27 de enero de 2007

El recuerdo de la infantil y famosa frase cantada por los niños mexicanos, ante la presencia de la siempre mágica piñata viene a mi mente. Y viene con insistencia a mi mente cuando veo una tras otra la tragedia de este pueblo, que pareciera estuviera condenado para que, una y otra vez las consecuencias de los actos de corrupción de todas las esferas de gobierno o de agencias internacionales o privadas, tengan que ser pagadas por ese mismo sufrido pueblo.

Dale, dale, dale pues es casi como el pan nuestro de cada día. Pareciera que no acabamos de salir de alguna sorpresa, para que ya haya ya una nueva que venga a complicar la ya de por sí agitada vida del ciudadano guatemalteco, hundiéndolo cada vez más en una crisis que pareciera interminable, mientras tanto el gobierno pareciera que viviera en un idílico mundo que nada tiene que ver con la realidad.

Luego de haber amargado las fiestas de final de año a una buena cantidad de guatemaltecos de clase media y baja, ya que los más pobres de nuestro país, poco saben de una celebración, en la que se habla un idioma raro y desconocido para quienes habitan recónditos lugares. Hablan de un amor, de una solidaridad, de una hermandad entre los seres humanos, que acompañado de trozos musicales adormecen al oyente en un ambiente, que por arte y magia lo hace sentir como real. Quienes a pesar de las recomendaciones de las autoridades, no pudieron hacer uso del dinero plástico, tuvieron que aguantarse las ganas de algún estreno, largamente planificado a través del año que lentamente expiraba.

El inicio de ese año que había sido también deseado, durante el mes anterior, como lleno de prosperidad y felicidad, trajo para una gran mayoría, el desagradable despertar ante los precios que era necesario pagar por las inscripciones y listas de útiles de la cada ves más privatizada educación, que va cerrando el círculo sobre la población más necesitada que ve con angustia que la tan ansiada educación para su familia se aleja de sus posibilidades reales.

El primer mes del año, solamente les era propicio a los banqueros que apoyados por una injusta y corrupta legislación, volaron con los millones de quetzales estafados a los cuentahabientes de los dos bancos que habían caído en "cierre de operaciones". Y, a la experiencia de quienes se vieron estafados por el Banco del Café y por las autoridades bancarias que se hicieron de la "vista gorda", de una quiebra anunciada y conocida por muchos con cerca de dieciocho meses de anticipación, se unieron aquellos que habían depositado su confianza en el Banco de Comercio.

Sin embargo, sin contar con la astucia del señor presidente, les fue prometido que esa ley emitida por congresistas que privilegian los intereses de los poderosos, llamado FOPA, mediante la cual, los "errores" de los banqueros son pagados por los guatemaltecos, permitió que Q1,800 millones, que no habían existido para los hospitales, ni para medicinas, ni para aumento de salarios, sí sean utilizados para apañar a quienes matemáticos, "desaparecen" el dinero y en un acto de excelsa prestidigitación hacen que las mismas víctimas, esperanzadas por el hecho de que el FOPA les devuelva su capital, se convierten en fiadores de millones de quetzales que servirán para que las cuentas "matemáticas" de los que antes simple y sencillamente se llamaban usureros, hoy sean los respetados banqueros, que como decía Guayo Gonzáles Rivera, nunca podrán morir de un ataque al corazón, como la viuda de nuestro colega periodista, simple y sencillamente porque no tienen corazón.

Ante tanto problema, hemos recurrido a amigos de un movimiento internacional de juventudes que siguen al humanista, economista y político estadounidense Lyndon LaRouche, quienes desde Argentina, Emiliano Andino y Colombia, Pedro Rubio, se han comunicado con nosotros para relatarnos, uno, la experiencia vivida por ese país durante la crisis que llevara al "corralito" y la presencia de ese grupo joven ante la problemática colombiana, utilizando los canales abiertos que nos han permitido los programas Diálogo y Polémica en el Sistema de Radiodifusoras Nuevo Mundo. La reacción de los radioescuchas a la participación de gente joven, tanto guatemaltecos como estos amigos, ha sido por más interesante. Como que la presencia de sangre nueva en la discusión de los problemas de nuestra patria y extensivamente de la patria grande, les ha motivado.

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.