Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Elecciones o partidocracia?
Por Crosby Girón - Guatemala, 6 de mayo de 2007

• Tribunal Supremo Electoral convoca a elecciones generales en septiembre

• Principales escollos para el proceso electoral todavía sin resolverse

• Medios de comunicación: los primeros grandes beneficiarios del proceso electoral

La convocatoria a las elecciones generales en el país se dio a conocer en este mes por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Los guatemaltecos tendrán una oportunidad más de renovar la planilla de gobernantes en todos los ámbitos, desde el presidencial hasta el municipal y Legislativo. Al parecer, los problemas reiteradamente señalados no pudieron ser resueltos: debilidades del ente electoral, la tipificación de delitos electorales, la transparencia en el financiamiento de las campañas y la falta de información sobre los planes de gobierno de las distintas entidades políticas que se presentan a la competencia. Además, una característica del actual proceso electoral es la violencia política, que amenaza con poner en riesgo la raquítica democracia alcanzada hasta hoy, después del término del enfrentamiento armado. Las millonarias sumas proyectadas a gastar, también son un reflejo de la sociedad guatemalteca: el poder tiene un precio que sólo algunos pueden pagar y por otra parte, las opciones políticas se presentan ante una población esquilmada, con precario acceso a servicios básicos y con opciones económicas precarias para su subsistencia. Por lo pronto, los primeros beneficiarios del proceso electoral están identificados: los medios de comunicación masiva, que mediante una concentración se aseguran buena parte de las millonarias inversiones de los partidos políticos.

BANDERAZO DE SALIDA. Mediante el Decreto 1-2007 el Tribunal Supremo Electoral (TSE) convocó a elecciones generales para el día 9 de septiembre de 2007, en la que se definirán los cargos de presidente y vicepresidente de la República, 158 diputaciones y 332 alcaldías y 20 diputados al Parlamento Centroamericano (PARLACEN) y se elegirán además, 3 mil 720 cargos públicos de elección popular.

El convocado proceso electoral es el tercero luego de la firma de los Acuerdos de Paz y el sexto luego de la llamada «apertura democrática» en 1985.

En la conferencia de prensa realizada por las autoridades del TSE, Oscar Bolaños, presidente de este organismo, hizo un llamado a unas elecciones «transparentes, participativas y apegadas a la ley». Sin embargo, pesa sobre el proceso, la notoria campaña anticipada que algunos partidos efectuaron y que hizo notar la gran debilidad del TSE para llamarlos al orden.

De hecho, una de las grandes falencias que se imputan al Tribunal (y que éste achaca al Congreso de la República), es el hecho de que no se ha tipificado la figura del delito electoral, por lo que ninguna de las acciones cuestionables realizadas por más de algún partido político tienen hasta ahora consecuencias jurídicas.

Por lo menos 18 partidos políticos participarán en la contienda y por lo menos 15 de ellos postularán aspirantes a la presidencia. La prensa local ha publicado que sólo cuatro de estos partidos tienen posibilidades de ganar.

Éstos son en orden de preferencias según las recientes encuestas publicadas: Álvaro Colom, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE); el general (r) Otto Pérez Molina, del Partido Patriota (PP); Alejandro Giammattei del oficial partido Gran Alianza Nacional (GANA) y la Premio Nóbel de la Paz, Rigoberta Menchú del partido Encuentro por Guatemala (EG).

El actual proceso electoral estuvo precedido por algunas reformas y por la lucha de parte del TSE por un presupuesto de Q409 millones que luego de algunos escollos finalmente fue aprobado. Además, el TSE busca impulsar la descentralización de las Juntas Receptoras de Votos (JRV), las cuales aumentarán de 8,885 instalados en las pasadas elecciones de 2003 a 15,000 para este año (Inforpress 1677).

Según un informe elaborado por Mirador Electoral (ME)*, esto representa un aumento sustancial de los centros de votación, así como del presupuesto del que hasta ahora había dispuesto el TSE (cuadro I).

I. Evolución del presupuesto del TSE (Q millones)

Año Presupuesto JRV
1999 Q101 7,604
2003 Q123 8,885
2007 Q409 15,000
Fuente: Mirador Electoral 2007.


Además, de acuerdo con el ME, estas condiciones representan un «desafío técnico y logístico» con tres áreas críticas: logística, recursos humanos y seguridad. Aspectos en los que se recomienda poner énfasis al TSE.

El costo de las elecciones guatemaltecas se estiman en US$56.32 millones aproximadamente, y estarán vigiladas por más de 2 mil observadores locales e internacionales, entre quienes figuran misiones de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE).

Por ahora se sabe que varias organizaciones están interesadas en observar el proceso electoral: la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), el sector privado y la Misión de Observación Indígena.

¿EN EL CAMINO SE ARREGLA LA CARGA?. Distintas organizaciones y analistas políticos coinciden en que existen algunos problemas que todavía no parecen estar resueltos: el presunto involucramiento del crimen organizado el algunos partidos políticos y comités cívicos, la falta de transparencia en el financiamiento de los partidos políticos y el hecho de que hasta ahora, no se conocen planes concretos de las propuestas de trabajo que los partidos implementarían de ganar los comicios.

Un hecho que aparece ligado al tema de incursionamiento del crimen organizado dentro del proceso electoral es la violencia política. Sin embargo, esta tendencia también aparece vinculada a otros factores (Inforpress 1691).

Las cifras actuales no dejan de preocupar: 43 hechos de violencia contra activistas políticos desde hace más o menos un año, entre ellos 28 asesinatos. La UNE es el partido más afectado con 14 asesinatos en contra de sus integrantes, tres contra líderes del PP, igualmente, tres integrantes de URNG fueron víctimas mortales.

El partido EG y GANA han sufrido el asesinato de dos de sus líderes. En el caso del Partido de Avanzada Nacional (PAN), el Frente Republicano Guatemalteco (FRG) y Unión Democrátia (UD) sufrieron la pérdida de un integrante cada uno.

Según el ME, los departamentos que reportan más hechos de este tipo de violencia son: Guatemala, Jutiapa, Escuintla y San Marcos. En esta lógica, el interés del narcotráfico y el crimen organizado por ganar terreno dentro de organizaciones políticas parece mostrarse sin ambages.

Hasta ahora, ninguno de los partidos políticos escapa a la intención de estos grupos y tampoco a la fuerza violenta que muestran.

La revista Voces del Tiempo**, en su reciente editorial publicó un interesante gráfico que muestra, según un análisis poco descartable, la tendencia de los partidos políticos en cuatro grandes intereses (Ver gráfica).

A nivel municipal, el problema de la violencia se agudiza, debido a la precariedad que en asuntos de seguridad enfrentan sus habitantes. Según el Boletín Municipal de Inforpres No. 141, algunos alcaldes con una gestión respetable están siendo víctimas de amenazas y acoso por parte de rivales políticos que aprovechan este momento de «profunda crisis del Estado guatemalteco en el tema de seguridad.», para desacreditarles y sacarles de la contienda mediante mecanismos reñidos con la ética y con la ley.

Por otra parte, la transparencia en el financiamiento de las campañas y aspectos financieros de los partidos políticos, existen algunos indicadores «positivos y aceptables» según el ME.

Se ha fijado como techo presupuestario para la campaña Q42.5 millones por partido. De acuerdo con datos del informe del ME, el 50% de los partidos inscritos (10) ha cumplido con este requisito y se dan a conocer algunas cifras: la GANA invertirá Q42 millones en su campaña, el PP gastará Q40 millones, el FRG Q27 millones, ANN Q20 millones y la UCN Q14 millones. El resto de partidos tiene programado un gasto que oscila entre los Q9 y Q15 millones.

Así las cosas, se puede hacer una estimación de un total aproximado de Q323 millones, una cifra importante en un país con altos niveles de pobreza y pobreza extrema y donde la riqueza está altamente concentrada (Inforpress 1701). El que los partidos políticos hagan públicos a sus financistas queda pendiente, y de suceder, dejaría entrever a qué intereses responde cada uno de ellos.

¿ESTAFETA O PAPA CALIENTE?. El actual gobierno del presidente Óscar Berger, mostró un estatismo desde inicios de año (Inforpress 1793). Esta lógica según algunos analistas corresponde a una gestión marcada por el autoritarismo y la confrontación, dos factores que a pocos meses de las elecciones hacen ver al gobierno con «urgencia» de entregar el poder.

De hecho, el contexto actual está definido por el descontento social. Maestros, sindicalistas, el sector salud, los ex Patrulleros y otros grupos representan el mayor escollo.

Dentro de los aspirantes, hasta ahora lo más visible son lo que las encuestas muestran: posibilidades de ganar las elecciones, algo muy distinto a capacidades de enfrentar los profundos problemas que se han agravado durante la gestión actual, llamada empresarial.

En su boletín No. 66 del 1 de mayo de 2007, la Fundación Derechos Económicos, Sociales y Culturales (FUNDADESC), describe la falta de opciones políticas así: «La relación clientelar, cínica y/o escéptica, despierta sentimientos de castigar a quienes ya han hecho gobierno y votar por el «menos peor», por el que encabeza las encuestas, por el que «de todas formas va a ganar», es decir, el voto útil

Columnistas, analistas y otros observadores insisten en que la campaña anticipada ha mostrado su tendencia: se concentra más en la lluvia de mensajes propagandísticos, en dádivas para potenciales electores y el despliegue masivo de vallas y pintas.

Esto representa un «ambiente de negocios favorable», para los grandes medios de comunicación, que se presentan para esta campaña en «un clima de gran concentración», según el ME. En el caso de la televisión abierta, sigue en manos de un solo consorcio que opera los canales 3, 7, 11 y 13.

La radio por su parte, está controlada en un 54% las 528 frecuencias por nueve grandes grupos y en el caso de la prensa escrita, el Grupo Prensa Libre concentra el 84% de la circulación auditada (ver nota en sección empresarial en página 15). Corporación de Noticias que publica el diario Siglo XXI tiene el 11% del mercado de diarios, y Aldea Global que edita el diario elPeriódico cuenta con el 5% de este mercado.

La importancia de los medios de comunicación para los políicos resulta crucial debido a que son la principal fuente de información para la población: a través de la radio se informa el 19.06% de la población, el 54.08% lo hace mediante la televisión, el 24.14% se informa leyendo periódicos, según una encuesta de marzo de 2007 publicada en Prensa Libre.

La necesidad de un cambio en este escenario poco alentador se hace urgente en donde la partidocracia parece echar raíces. El analista Alfonso Bauer Paiz dijo recientemente durante un homenaje que le ofreció la USAC: «jóvenes, aléjense del sistema y organícense», en un llamado a la juventud guatemalteca que representa casi el 80% de la población.

*Integrado por las organizaciones Acción Ciudadana (AC), Centro de Estudios de la Cultura Maya (CECMA), Asociación Desarrollo, Organización, Servicios y Estudios Socioculturales (DOSES), Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y el Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (INCEP).

**El editorial corresponde al número 54 de esta publicación de 2007 (de 3 números anuales).

En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.