Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Guatemaltecos eligen sexto gobierno civil
Por Crosby Girón - Guatemala, 13 de noviembre de 2007

• Álvaro Colom supera a Otto Pérez por 200 mil votos

• Nuevo gobierno enfrentará contexto económico y político internacional adverso

• Sector privado en firme oposición a impuestos

Recién terminado el proceso electoral, el nuevo presidente de la República, Álvaro Colom Caballeros, hizo una convocatoria para concretar lo que denominó «unidad nacional». Asimismo, se ven acciones en función de garantizar financiamiento para el presupuesto y afianzar relaciones internacionales. Diversos analistas se han volcado sobre los temas que deberá atender con urgencia, pero también sobre las causas que llevaron al poder a Colom. Por ahora el nuevo gobernante tendrá el beneficio de la duda, pero falta esperar cómo los grupos de poder económico interpretan sus primeras acciones políticas. Entre otros aspectos, sorprendió el tratamiento de la prensa extranjera sobre la «victoria de la izquierda en el país».

NUEVO GOBIERNO ¿SOCIALDEMÓCRATA O IZQUERDA? Álvaro Colom, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), fue electo presidente de la República tras las votaciones del reciente domingo. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio a conocer el 4 de noviembre por la noche resultados parciales, posteriormente, en su sitio de Internet se reportan cifras con el 100% de las Juntas Receptoras de Votos totalizadas.

Según estos datos, el candidato de la UNE obtuvo 1 millón 449 mil 153 votos, lo que equivale al 52.82% del total de votos emitidos (2,895,613). Otto Pérez Molina, del Partido Patriota (PP), por su parte, obtuvo 1 millón 249 mil 645 votos, equivalente a 47.18%. La diferencia de votos entre ambos candidatos fue de 199,508.

Los votos nulos fueron 101,214 (3.50%) y los votos en blanco 50,601 (1.75%), el total de estos votos suma 151,815. El porcentaje de abstencionismo superó el 50%, con mayor énfasis en los votantes capitalinos.

Cabe destacar que en 20 de los 22 departamentos del país, el candidato uneísta obtuvo un mayor porcentaje de los votos. En el departamento de Guatemala, el PP ganó en número de votos, pero a nivel municipal, obtuvo la victoria sólo en siete municipios, mientras que la UNE venció en 10 localidades municipales.

En los días posteriores a la elección, mucho se ha especulado sobre las causas que afectaron la derrota del PP , sobre todo porque encuestas publicadas por varios medios de comunicación habían planteado una victoria casi segura de este partido (cuadro).

Las elecciones y los días posteriores a éstas, no se registraron mayores problemas. Desde ambos partidos se habló de impugnar mesas, pero nuevamente, no hubo la esperada turbulencia que algunos observadores habían presentido.

Como era de esperarse, para todos los diarios la victoria de Colom fue noticia de primera plana, y en el caso de la prensa extranjera, llamó la atención que algunos medios reportaran la victoria de un «izquierdista» ( Reuters , 04/11/07), incluso la agencia AFP tituló «La izquierda gana en Guatemala» ( AFP , 05/11/07)*.

Es importante señalar este aspecto, sobre todo por la reticencia que desde poderosos grupos empresariales se ha generado en torno a gobiernos latinoamericanos como los de Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Cuba. De hecho, en una de las primeras entrevistas que le hicieran al ahora electo presidente, se insistió en preguntar cuál sería la relación que se tendría con estos países específicamente.

Las respuestas de Colom han sido neutrales y en función de tranquilizar a determinados grupos. Ha dicho que mantendrá una buena relación con Estados Unidos y que las relaciones con los países indicados serán normales.

Internamente, el nuevo presidente guatemalteco hizo un llamado a la «unidad nacional» , el cual se tradujo en una reunión con los distintos secretarios generales de las agrupaciones políticas del país, con excepción del PP quien adujo no haber asistido por falta de una convocatoria formal. El objetivo de esta reunión fue la de firmar un pacto de gobernabilidad.

DE CARA AL FUTURO. Entre los principales retos que enfrentará el nuevo gobierno están: el tema fiscal, la inflación, el déficit de energía eléctrica, los efectos de una previsible recesión en la economía estadounidense, saneamiento del sistema bancario, y los altos índices de pobreza y desigualdad, entre otros.

Pero sobre todo, el tema de la seguridad interna es uno de los problemas más serios. Recientemente, Óscar Berger, todavía presidente del país, declaró que éste es uno de los temas pendientes que durante su gestión no lograron resolverse (Siglo Veintiuno , 01/11/07).

Para dar respuesta a estos problemas, el nuevo gobierno necesitará de recursos. El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), dio a conocer antes de la segunda ronda electoral, que las ofertas electorales de los partidos políticos contendientes exedían de la capacidad financiera proyectada en el Presupuesto.

En este sentido, cabe destacar algunos hechos. Por ejemplo, el énfasis que el sector empresarial aglutinado en el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) y la Cámara de Comercio, han hecho respecto a la imposición de nuevos impuestos y a su postura de no admitir que el Impuesto Extraordinario y Temporal de Apoyo a los Acuerdos de Paz (IETAAP), sea extendido.

De hecho, en el Congreso de la República las opiniones se han dividido respecto a este tema. La actual legislatura se debate entre la necesidad y la posibilidad de prorrogar el citado impuesto que le representaría al gobierno entrante unos Q1700 millones anuales en ingresos ( Prensa Libre , 08/11/07).

Actualmente ningún partido posee una bancada que pueda asegurar la aprobación de ninguna ley sin la necesidad de negociar. Por lo que las negociaciones serán la clave para conseguir la prórroga del IETAAP. En el siguiente período legislativo las cosas cambiarán. La UNE logró llevar al Congreso a 51 diputados, en tanto que las otras bancadas fuertes serán la Gran Alianza Nacional (GANA) con 37 curules; el PP con 29 y el Frente Republicano Guatemalteco (FRG), con 14. El resto de bancadas tienen menos de 10 legisladores cada una, por lo que sus votos, una vez realizadas ciertas alianzas, podrían ser decisivos.

Por ahora, una acción importante realizada por Colom con miras a paliar en parte la carencia de recursos, ha sido la convocatoria al Grupo Consultivo. Según se reportó, esto podría traducirse en unos Q1 mil millones en cooperación para el Presupuesto.

Por otra parte, también se aprobaron tres préstamos por un total de US$200 millones (unos Q1,500 millones), con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Este préstamo se pagará en los próximos 20 años ( elPeriódico, 08/11/07).

Por otra parte, el nuevo presidente anunció que ha planificado visitar a 13 mandatarios de la región latinoamericana previo a la toma de posesión a realizarse en enero.

Asimismo, participa en la «Cumbre de jefes de Estado y Gobierno de Iberoamérica», en el cual será acompañado por el saliente Óscar Berger.

En el tema comercial, analistas de diversos centros de estudio e investigación han expresado que el nuevo presidente debe poner especial atención al crecimiento económico. Calificadoras de riesgo como Standars & Poor´s , han dicho que el clima de inversiones en el país continúa con una calificación favorable y que no espera cambios sustanciales en el corto plazo de la política económica del país. Según reporta, «Hay algunas diferencias con elecciones anteriores; en esta ocasión este importante evento ha causado poca incertidumbre en el mercado, en contraste con las elecciones sostenidas en 2003» ( EP, 07/11/07).

Un dato interesante expresado por esta calificadora es que recomienda aumentar la base tributaria como uno de los aspectos para atraer más inversión extranjera.

Por último, llamó la atención el hecho de que el todavía presidente Berger, dijo que no firmará tres acuerdos comerciales que están en proceso de negociación con Chile, Canadá y Panamá. Según reportó el diario Siglo Veintiuno (08/11/07), el CACIF solicitó suspender la última etapa de discusión de estos convenios comerciales.

Berger dijo que no haría «eco de la petición» del sector empresarial y que será el próximo gobierno quien finalice estas negociaciones. Desde el CACIF aparentemente la decisión fue bien recibida e igualmente desde la embajada chilena.

Por lo pronto, se puede concluir que el panorama para el nuevo gobierno se presenta complicado en múltiples áreas. Pero fundamentalmente, y en el corto plazo, el tema fiscal y el presupuesto será uno de los obstáculos más difíciles de sortear.

Reflexiones post electorales

Uno de los puntos de análisis que han destacado algunos analistas y columnistas de prensa es sobre la legitimidad del nuevo gobierno electo y en mayor medida se ha escrito sobre las causas que llevaron a la UNE al poder y los aspectos que habrían impedido que el PP asumiera la primera magistratura.

Pero sobre todo, destaca el hecho de que en la segunda ronda electoral, el nivel de votación resultó ser claramente bajo. Según Ricardo Rosales Román , « Sólo dos de cada ocho de los ciudadanos empadronados votaron por quien va a gobernar a partir del 14 de enero» (La Hora, 07/11/07). Rosales Román agrega que «Esto significa que los candidatos “en disputa” no cuentan con el respaldo de 3 millones 325 mil 375 electores, lo cual equivale al 55.47 por ciento. De ello se deduce que “el más votado” apenas si cuenta con la adhesión del 23.5 por ciento y quien quedó en segundo lugar con el 21.03%».

La aparente indiferencia de la población para ir a emitir el voto tiene distintas explicaciones. Pero ha destacado entre éstas, la larga campaña mediática que saturó los espacios públicos y la masiva «campaña negra» que empañó el proceso electoral. En general, se habla de una victoria del voto rural sobre el voto capitalino, ya que este último ha sido determinante para definir la presidencia en segundas rondas. Al igual que en las elecciones pasadas, Colom obtuvo mayor apoyo a nivel rural, pero en aquella ocasión no alcanzó el poder ( Inforpress 1541).

Ahora, el voto rural mostró más fuerza e identificación con un discurso sobre desarrollo y un rechazo a la propuesta del militar Pérez Molina . En este sentido, hablar de «dos Guatemalas» es importante y destacan las declaraciones de Ricardo Castillo Sinibaldi , vicepresidenciable del PP , que pese a decir que ha trabajado durante más de tres décadas por el desarrollo del país, reconoció recientemente que había «una Guatemala que no conocía» , en referencia al área rural.

Entre las causas que afectaron al PP , sus críticos destacan el triunfalismo mostrado por este binomio. Se cita además, su ausencia a los foros preparados por los principales medios masivos de comunicación. Pero el hecho que Castillo Sinibaldi haya negado la existencia del racismo en el país y haber hecho declaraciones en las que mostraba menosprecio por los idiomas mayas pudo haber incidido para que desde las comunidades rurales le otorgasen en «voto de castigo» .

Otras causas de la derrota del PP se anidan en hechos como la muerte de cercanos colaboradores como Giovanni Pacay y otros, ya que contrastaba con el lema de la seguridad del partido, el gasto que la diputada Anabella de León realizara en un lujoso hotel en una supuesta sesión de trabajo. Se suman a éstos, la cercanía mostrada con líderes del FRG , el menguado servicio de transporte capitalino y quizá el pronunciamiento público a no votar por militares que hizo el Colectivo de Organizaciones Sociales ( COS ).

En el caso de la UNE , pero de Colom específicamente, su triunfo fue interpretado como un rechazo al ejercicio del poder desde una interpretación militar del mismo. Carlos Figueroa Ibarra expresó «...Pero más negativo hubiese sido tener en la presidencia de la república a un conspicuo representante de la cultura política dominante en el país: la cultura del terror» .

Según Figueroa Ibarra «Colom llega muy condicionado por los poderes fácticos en Guatemala, no advierto una militancia socialdemócrata extendida y consolidada en el partido ni advierto firmeza ideológica...». Y agrega «Si no me equivoco, Guatemala vivirá un mutatis mutandis, una suerte de reedición del gobierno de Alfonso Portillo..» , en lo que advierte una fuerte posibilidad de que Pérez Molina sea el sucesor de Colom en 2011.

Por ahora, habrá que esperar cuál será la relación del nuevo gobernante con los medios de comunicación. El editorial de La Hora (05/11/07), señala la implacabilidad de éstos hacia los gobiernos de «advenedizos» (los que no reciben la «bendición» del capitalino). Óscar Clemente Marroquín , en su columna de la misma fecha expresó «Creo, entonces, que Colom encontrará de entrada una férrea oposición en el área metropolitana y especialmente en los medios de comunicación que responden a los intereses del gran capital. La tolerancia que mostraron en estos cuatro años para juzgar los actos del gobierno desaparecerá de inmediato tras la toma de posesión y los actos del régimen estarán bajo los reflectores (...) pero un tornillo que se robe alguien servirá para que hagan picadillo al funcionario y al gobernante»

 


En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.