Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Posada, el terrorista
Por César Montes - Guatemala, 13 de mayo de 2007
cmontes1@yahoo.com.mx

Darle libertad es un agravio a los convenios internacionales de justicia.

El Bushismo se usa para referirse a las torpezas verbales del presidente de EE.UU. La última fue agradecer a la Reina de Inglaterra, por haber estado hace 200 años en la celebración de una fiesta norteamericana. Ahora, Bush dijo que quien apoye o proteja a un terrorista debe ser considerado uno de ellos. Proteger y apoyar a Luis Posada Carriles, El Gusano, considerado el más criminal terrorista del continente es indignante.

La Casa Blanca defiende así al Osama bin Laden cubano. Darle libertad es un agravio a los convenios internacionales de justicia. Es una bofetada a la opinión pública internacional. Acto que llena de vergüenza y de ignominia.

Se le deja sin juicio a quien dirigió el derribamiento de un avión comercial. Envió agentes con explosivos para ponerlos en hoteles de La Habana, asesinando a un turista italiano. Es fugitivo de la justicia en Venezuela y Panamá.

Parafraseando al ex presidente Eissenhower, diríamos que los círculos de Inteligencia y los halcones norteamericanos lo consideran “su hijo de p…”.

En Guatemala trabajó con organismos de represión. Fue uno de los diseñadores de los Escuadrones de la Muerte. En 1962 trabajaba en el edificio de la Editorial del Ejército, zona 1, donde operaba la cárcel clandestina del Departamento de Investigaciones Especiales, dirigida por un oficial del Ejército de Guatemala con asesoría norteamericana.

Allí fui conducido; secuestrado desde el aeropuerto La Aurora, torturado y humillado por Posada Carriles, quien era asesor de Inteligencia. Con ese mismo cargo recibía salario con dinero de Guatel, años después, durante el gobierno de Vinicio Cerezo.

Aquí vivió en relación con algunos ahora “respetables y democráticos” políticos, periodistas, empresarios y entrenó a los primeros sicarios. Más tarde asesinarían a guatemaltecas como Rogelia Cruz, Irma Flaquer, Alaide Foppa y la interminable lista de dirigentes políticos, como Fuentes Mohr y Manuel Colom Argueta.

Enviado a El Salvador, integró la operación Iran-Contras-Narcos.Olivert North era el agente de la Inteligencia EE.UU. Posada, el contacto con los cárteles colombianos y Bin Laden, el contacto con Irán. Por aquellas operaciones encubiertas, Bush ahora compromete su administración al ser cómplice del más terrible terrorista del continente.

Fuente: www.sigloxxi.com - 110507


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.