Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La CIA en Guatemala
Por César Montes - Guatemala, 29 de junio de 2007
cmontes1@yahoo.com.mx

Agentes de la CIA dirigieron las primeras operaciones de secuestro y desaparición masivos.

Hasta Televisa México da como noticia indignante que su país tuviera una “estación de la CIA” para controlar a Cuba y otros países desde su territorio. A diferencia de Guatemala, donde impera el silencio sobre el tema.

Aquí, la CIA depuso al gobierno de Árbenz, elegido democráticamente. La operación encubierta organizó al MLN, un movimiento financiado, entrenado y armado para invadir desde Honduras y contar con militares que traicionaron a su institución, a su Presidente y sus deberes con la Constitución y su patria. Todavía sobrevive uno de los mercenarios de aquella época convertido en candidato presidencial, ahora de los socialdemócratas, como se autodenominan.

Luego, la determinación de la CIA era tal que estableció una base militar al servicio suyo en la finca Helvetia, Retalhuleu, con oficiales norteamericanos; soldados mercenarios de origen cubano que en 1960 preparaban la invasión a Cuba. Eso produjo la rebelión del 13 de noviembre de 1960, aplastada por los aviones de la CIA, pilotados por los gusanos.

Militares patriotas guatemaltecos fueron acusados de comunistas y perseguidos a muerte. En 1962, cuando yo volvía de estudiar Medicina en Cuba, fui controlado por la CIA en México, que alertó a sus agentes en Guatemala. Fui secuestrado en el aeropuerto, internado en una cárcel clandestina, interrogado y torturado por agentes gusanos cubanos. Centenares de guatemaltecos fueron victimas de peor suerte. Ellos no pueden contarlo. Agentes de la CIA dirigieron las primeras operaciones de secuestro y desaparición, sin que al momento aparezcan ni sus cadáveres. El secuestro y asesinato colectivo conocido como “los 28 desaparecidos”, en 1965, fue operación diseñada por la CIA y ejecutada por el Ejército y la Policía.

El más despiadado terrorista occidental, Luis Posada Carriles (equivalente a Osama bin Laden) realizó operaciones de la CIA desde Guatemala, duran las décadas de 1970 y 80. Tenía salario y puesto de asesor en Guatel, en la época de Vinicio Cerezo y Francis Ramírez.

El esposo de Nineth Montenegro y Efraín Bámaca están entre la larga lista de desaparecidos por organismos de represión nacionales que eran asesorados por la CIA.

Nos consta la cantidad de joyas de la familia que se cometieron en Centroamérica, ya que desde El Salvador y Honduras se operó contra el gobierno electo de Nicaragua.

Nunca conoceremos toda la historia de infamias cometidas por el organismo de Inteligencia norteamericano en el mundo. Me constan violaciones a la legalidad en territorio norteamericano, donde mi anciana madre y hermanas eran amenazadas para que colaboraran en mi detención y seguro asesinato posterior.

Periodistas, políticos opositores, intelectuales, diplomáticos y artistas, estaban en la amplia gama de personalidades sujetas a espionaje en su propio territorio y en el mundo.

Refleja la presencia de la CIA en Guatemala, El Coronel de la Primavera, obra teatral que se presenta en el teatro de Bellas Artes, los sábados y domingos, a sólo Q10. Magnífica actuación y memorable obra. Mientras tanto, silencio en la prensa nacional sobre Las Joyas de la Familia. Como el avestruz.

Con la recuperación de la memoria se saldan cuentas; se cierran heridas. No todo, pero algo sabremos con los documentos desclasificados de la CIA.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.