Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Las elecciones y el atentado
Por César Montes - Guatemala, 31 de agosto de 2007
cmontes1@yahoo.com.mx

Las calumnias de último momento ya no tendrán incidencia en los votantes.

Algunos columnistas opinan que todo está escrito. Otros, que habrá sorpresas. Lo que las encuestas y el sentido común indican es que Álvaro Colom y Otto Pérez Molina irán a segunda vuelta. Encuentro por Guatemala podría ocupar el tercer lugar y, en todo caso, el honroso cuarto lugar frente a tantos candidatos.

Desde el inicio, las campañas negras contra Nineth Montenegro y luego contra la Premio Nobel, se sucedieron de manera anónima; unas y otras descaradamente. Lo último es el encono y veneno pueblerino con el que CNOC ataca a la única candidata mujer y maya. Se honra quien honra; se desprestigia quien trata de desprestigiar. Es vergüenza para las organizaciones integrantes usar la diatriba y la calumnia. Sobre todo, que le recriminen el título de Doctora y el hecho de que no siga siendo mujer campesina. Muchos dirigentes de CNOC son cualquier cosa, menos campesinos; no siembran la tierra. Su principal ataque es contra el centroizquierda y la Nueva Izquierda. Ni una palabra contra el ex general, acusado de cometer genocidio contra los campesinos y los pueblos mayas.

Durante toda la campaña, Pablo Monsanto ha dedicado muchos discursos para atacar a gritos estentóreos a la Premio Nobel, doctora Rigoberta Menchú. Una vez terminado el proceso electoral, ella seguirá siendo nuestra Nobel y sus Doctorados con Causa de Honor seguirán perteneciéndole, y quizá hasta reciba otros. La reiterada y baja calumnia de estar financiado el partido E x G por el Pollo Campero es una infamia que no se sostiene más. Lo demuestra la modesta campaña realizada casa por casa, aldea por aldea, sin financiamiento de ningún sector de la oligarquía o burguesía.

Las otras calumnias de último momento ya no tendrán incidencia en los votantes. El proceso ya está culminado y sólo el debate del jueves pudo haber inclinado algunas voluntades. Pero de la calumnia algo queda. Sobre todo, el conocimiento de los calumniadores por todo el país. Vergüenza de la izquierda que ataca más a otro de la izquierda que a la ultraderecha que nos masacraba a todos y, sin duda, lo volverá a hacer si se presentaran condiciones.

Lo que ya no pueden evitar es que Nineth esté de nuevo en el Congreso fiscalizando a corruptos y transacciones del Ejército de Guatemala, mientras algunos de los otros diputados de izquierda sólo llegarán al Congreso a cobrar sus sueldos y a traficar influencias.

En ese río revuelto alguien quiso convertirme en una estadística más de los muertos en esta sangrienta campaña donde el narco puso sus balas asesinas para limpiarse caminos y ofensas. Lamentablemente, el proceso se les revirtió porque dicen que usé una más de mis siete vidas. Ahora un poco más resguardado, con mejores armas, espero tranquilamente al nuevo y previsible intento de asesinarme por medio de sicarios mejor entrenados y armados; más caros en sus servicios, naturalmente. Pero el proceso de investigación del atentado que sufrí el 7 de agosto sigue. Una vez pasado el día de las elecciones, en ese caso si habrá sorpresas porque hay pistas y voluntad de investigarlo a fondo. ¿Esperas otro atentado? Me preguntaron. “Una mancha más al tigre” no le cambia nada. Sigo con la guardia en alto y combativo siempre, porque no les temo a los enemigos de siempre ni a los enemigos velados.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.