Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La Navidad
Por César Montes - Guatemala, 21 de diciembre de 2007

Hace dos años, el 22 de diciembre, me operaron en Cuba de cáncer de colon. El 24 estaba de pie dando los primeros pasos e inmediatamente restableciendo el funcionamiento digestivo. Uno de los deseos más grandes de Navidad es que se erradique totalmente el cáncer de mi cuerpo, que a nadie le de cáncer y que quien lo tenga pueda ser un sobreviviente como lo soy yo.

Deseo fervientemente que el año entrante sea mejor para todos mis lectores amigos, y algunos adversarios que también me leen les deseo lo mejor.

Nuestros deseos de Navidad son los siguientes:

Que el próximo Congreso de la Republica no sea tan corrupto e improductivo como el que está terminando. Que los más de 100 diputados que votaron por recetarse dinero del erario para engordar sus bolsillos y personas, sean fiscalizados por la sociedad para que no permitamos más corrupción.

Que baje sensiblemente el índice de delincuencia y los feminicidios que en números alarmantes nos anestesian y ya no reaccionamos. Que la muerte no nos sea indiferente. Que no siga Guatemala en el vergonzoso lugar de “vender” niños para adoptar. Que podamos obtener más energía limpia con hidroeléctricas y no depender del petróleo cada día mas caro.

Que lo consigamos más barato. Que no sigamos desforestando. Que las comunidades tengan incentivos económicos que estimulen la reforestación y preservación de las fuentes de agua y la fauna. Que saquemos de la pobreza a la mitad de la población que la padece. Que se creen más fuentes de trabajo y le paguen a los trabajadores lo que es justo para cubrir las necesidades básicas, la salud y recreación.

Que los funcionarios del nuevo gobierno tenga claro que se ha despertado una enorme esperanza y no pueden fallarle al campo que lo eligió, porque eso puede ser gran frustración que provoque tensiones sociales que nadie quiere. Que la oposición sea constructiva y madura. Que pensemos como nación y no como secta, partido o facción.

Que todo lo anterior no es imposible de lograr. Son metas plenamente realizables a condición que nos pongamos todos, al mismo tiempo, a empujar la rueda de la historia en una misma dirección, a construir un período de participación popular en un gobierno democrático en alianza con los sectores patrióticos y nacionalistas. Demostremos que los corruptos son menos en número y capacidad que los honestos.

Las contradicciones principales y determinantes en la actual coyuntura son diferentes a las que nos llevaron al enfrentamiento armado. Ahora existen posibilidades de aislar a los que se oponen a refundar el Estado y quieren seguir gobernando de la vieja manera. Ahora somos más los que ya no queremos que las cosas sigan igual. Cada día hay más conciencia de la necesidad de cambio. No son sólo deseos de Navidad, pero que se acostumbra por tradición expresar los deseos y trabajar por buenos propósitos a partir del año nuevo.

Sobre todo después de las 12 y con par de tragos entre pecho y espalda. Cuando todos acostumbran comerse el tamal o el pavo y expresar deseos. Todos se sienten iguales por breves momentos. Aunque en el fondo saben que no es así ni lo será. Ingeniero Colom: déle vuelta como calcetín a Guatemala y pasará a la historia.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.