Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Trump versus Clinton: ¿Qué esperamos de cualquiera de estos cuando gane?
Por Carlos Guillermo Maldonado* - Guatemala, 11 de octubre de 2016

El primer debate presidencial entre los dos aspirantes a la Oficina Oval en Washington se realizó ayer 27 de septiembre. Muchos esperaban, según sus preferencias, que su candidato ganará la discusión. Aún, gente de estas latitudes estuvieron expectantes quizá por el hecho de que ello puede favorecer o perjudicar a los conciudadanos que viven en el país del norte lo cual puede afectar el rubro más importante de las economías de estos lares como son las remesas que envían los connacionales, tanto desde el punto de cada familia que tiene parientes allá o desde el punto de vista de la economía en general.

A pesar de la expectativa, el debate se desarrollo entre dimes y diretes insulsos que lo único que revelaron fue el carácter ramplón de cada uno de los protagonistas. Uno, defendiéndose acerca de su actitud racista y xenófoba hacia los inmigrantes, especialmente latinos; la otra, exculpándose por los correos que la incriminan como propiciadora de guerras y asesinatos en varias regiones, especialmente Libia, tanto del líder de aquella nación destrozada por la OTAN, Muammar Gaddafi como los de su personal diplomático en la embajada de Bengasi, calificándolos como un simple error que como cualquier infante travieso, prometió no volverá a pasar. Más cinismo no se podía esperar.

En fin, ambos, el insípido Trump como la insolente narcoterrorista Clinton, no deparan para la comunidad mundial nada bueno, pues ambos, igual como le pasa al actual mandatario Barack Obama, están supeditados al gobierno paralelo que establece las directrices de su política exterior desde el Pentágono dominado por la variante moderna del nazismo, el sionismo. Y, este no pretende variar más que en aumentar los conflictos armados en el planeta tanto para incrementar su producción armamentista, animando su economía alicaída y así evitar caer bruscamente en la crisis sistémica que agobia al capitalismo y en especial a su máximo representante, Estados Unidos, como tratar con ello a su vez, de conquistar y asegurar más regiones con el ánimo de prevalecer ante los que considera sus enemigos acérrimos: Rusia y China, para lograr el objetivo máximo: seguir siendo la potencia hegemónica del nuevo siglo americano.

Por tanto, perderse en la parafernalia de los farandulescos debates presidenciales es dejarse arrastrar por lo que a muchos gringos les gusta: el jolgorio y la realidad virtual; la superficialidad y la fruslería, dejando de lado los verdaderos problemas que nos y los agobian y las guerras a que los meten y sufrimos por culpa de cada una de las administraciones que han gobernado ese país. Para nosotros los latinos, lo que se espera es una agudización de la crisis en nuestros países derivado de la crisis de la metrópoli lo que se traduce en mayor pobreza, menos democracia, más conflictos y una arremetida imperial contra aquellos gobiernos que han decidido distanciarse de la órbita de Washington.

En vez de caer de ilusos ante esas muestras grotescas y circenses debemos organizarnos para enfrentar los días grises que se avecinan para el mundo, sin pecar de apocalíptico, con el único objetivo que nos debe guiar: derrocar más pronto que tarde ese sistema perverso del capitalismo que nos gobierna y agobia.


* Economista y Profesor en Historia por la Universidad de San Carlos de Guatemala. - Colectivo La Gotera

www.albedrio.org.


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.