Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 18 - 2021

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Los funcionarios o empleados públicos están obligados a acudir e informar al Congreso de la República
Por Carlos Enrique Mejía Paz - Guatemala, 21 de mayo de 2021


Constitución Política de la República de Guatemala. Artículo 168 Asistencia de Ministros al Congreso. Cuando para el efecto sean invitados, los Ministros de Estado están obligados a asistir a las sesiones del Congreso, de las Comisiones y de los Bloques Legislativos. No obstante, en todo caso podrán asistir y participar con voz en toda discusión atinente a materias de su competencia. Podrán hacerse representar por los Viceministros.

Todos los funcionarios y empleados públicos están obligados a acudir e informar al Congreso, cuanto éste, sus comisiones o bloques legislativos lo consideren necesario.

Ley Orgánica del Organismo Legislativo. Artículo 4 de la Ley del Organismo Legislativo. Declaración de Funcionarios Públicos. Todos los funcionarios y empleados públicos, están obligados a acudir e informar al Congreso, cuando éste, sus comisiones o bloques legislativos lo consideren necesario para el desempeño de sus funciones legislativas.

Fuera del marco de excepción que establece la propia Constitución Política, todos los que ostentan la calidad de funcionarios y empleados públicos están sujetos al control político parlamentario, y en consecuencia están obligados a atender las citaciones que les formule el Congreso de la República, las comisiones o los bloques legislativos, y asistir a las audiencias fijadas previamente. ... toda persona que haya recibido, por virtud de la ley, el ejercicio de funciones que implican actuación a nombre del Estado, tiene la calidad de servidor o funcionario público, y en consecuencia, entra en el marco de aplicación de la norma contenida en el artículo 168 de la Constitución, sin importar el tipo de funciones que ejecuta." Expediente 2217-2012. Sentencia: 1 de agosto de 2012. Corte de Constitucionalidad.

"...la citación a funcionarios públicos debe realizarse de manera razonable dirigido a tal finalidad, y no como un mecanismo de entorpecimiento al ejercicio de la función pública del responsable del cargo. Dentro del estado de racionalidad expresada se contemplan, entre otros aspectos que deben ser observados, la puntualidad, la atención y el respeto. Así como el funcionario público está obligado a comparecer a informar, el Congreso, la comisión o el bloque legislativo tienen el deber de atender al funcionario citado en el lugar, tiempo y tema señalado en la citación, pues de lo contrario el funcionario puede retirarse del lugar indicado si luego del tiempo prudencial de espera no es atendido por quien lo citó, para continuar con el ejercicio de sus funciones. En cuanto al respeto, de conformidad con lo definido en el Diccionario de la Lengua Española, implica miramiento, consideración y deferencia; por lo que quienes intervengan en el acto deben prestar atención adecuada a quien informa, dirigir sus interrogantes con consideración, respetar el espacio de intervención del funcionario que informa, a efecto que pueda hacerlo de manera eficaz y sin interrupciones indebidas, entre otras normas básicas de la comunicación efectiva. Con relación al tema de las comparecencias obligadas ante el Congreso de la República, sus comisiones o bloques legislativos, se estima que dicha facultad de los congresistas radica en el principio de control interorgánico que trata de perfeccionar el sistema democrático y representativo, por cuyo medio, aunque se reconozca que entre los poderes del Estado no puede haber subordinación alguna, se establecen controles cruzados para evitar la concentración de poder y habilitar de esa manera una de las formas de transparencia que obedecen al principio de que el poder radica en el pueblo. Sin embargo, esa fiscalización del legislativo sobre el ejecutivo tampoco puede extremarse al punto de que la actividad fiscalizadora de uno tienda a la paralización del otro, habida cuenta que cada cual tiene un rol necesario en las funciones del Estado mismo." Expediente 2217- 2012. Sentencia: 1 de agosto de 2012.

 

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.