Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Pispizigaña
DENUNCIA
Por Claudia Navas Dangel - Guatemala, 1 de mayo de 2007
cnavasdangel@yahoo.es

El alcalde de San Pedro La Laguna, Guillermo Magdalena Batz González, abusando del poder que le otorga la municipalidad, intenta cometer una arbitrariedad al pretender derrumbar la Escuela Oficial Urbana Mixta Humberto Corzo Guzmán, para construir en su lugar un mercado, con lo cual limita la posibilidad de muchos niños y niñas de estudiar, viola además sus derechos humanos y los de toda la población, porque no se realizó ninguna consulta y además también contra el patrimonio nacional, ya que ese edificio está por convertirse en Monumento Histórico, acá otros datos más, proporcionados por los padres de los estudiantes de esa escuela: “Desde la fundación de nuestro municipio ha existido un sitio o predio específico para la educación de la niñez sampedrana. Con el correr del tiempo, este lugar fue "arreglado" para brindar una mejor atención a los niños. En 1,962 se construyó un edificio "formal" que ha albergado a múltiples generaciones hasta la fecha, y que lleva el nombre de Escuela Oficial Urbana Mixta "Humberto Corzo Guzmán".

El edificio de nuestra Escuela ha albergado a alumnos del nivel primario en jornada matutina y vespertina, también a los estudiantes de la Escuela Oficial para Adultos e Instituto Mixto Nocturno de Educación Básica por Cooperativa del municipio de San Pedro La Laguna, departamento de Sololá; bajo la supervisión del Distrito 07-18-01, con sede en este municipio.

Lamentablemente el Alcalde Municipal Guillermo Magdaleno Batz González pretende destruir esta Escuela, que es la única Escuela Urbana , ubicada en pleno centro de nuestra población, y en su lugar construir un mercado, no importándole el daño que cause a las futuras generaciones de niñas y niños sampedranos al reducir sus posibilidades de tener acceso a educación gratuita, amplia y segura.

Esta decisión es totalmente arbitraria, puesto que jamás se nos consultó como padres de familia, tampoco a los maestros y menos a nuestros hijos que estudian en esta Escuela. Desde el 16 de octubre del 2006 hasta la fecha, en forma pacífica, mantenemos ocupadas las instalaciones de nuestra Escuela Urbana porque no queremos que la destruyan. Nuestros hijos están siendo atendidos por maestros voluntarios que trabajan ad honorem, puesto que los maestros titulares que trabajaban en la Escuela, fueron trasladados en contra de su voluntad a otro edificio ubicado en la periferia de nuestra población.

Las autoridades municipales y educativas pretenden que nuestros hijos también se trasladen a ese edificio, pero nosotros no podemos hacer eso porque eso afectaría para siempre a las familias de escasos recursos económicos de los Cantones Chuacanté, Pacuchá, Tzanjay y Chuasanaí, que quedarían sin su única Escuela Urbana, ubicada estratégicamente en pleno centro del pueblo de San Pedro La Laguna, por lo que hacemos las siguientes preguntas: ¿Será justo que en el lugar donde funciona una Escuela, ubicada en un lugar estratégico, se construya un mercado?, ¿Cuál es la prioridad y la necesidad fundamental de nuestro pueblo, la educación pública o un mercado?

En este caso, se han violado los Derechos Humanos de las comunidades educativas que se encuentran en el edificio de la Escuela Oficial Urbana Mixta “Humberto Corzo Guzmán”, ubicada en el centro de nuestra población, tal y como consta en la resolución de fecha trece de diciembre de dos mil seis, dictada dentro del expediente REF.EXP.ORD.MOV.SOL.10-2006/DI por el Procurador de los Derechos Humanos.

Resulta inadmisible que continúen en sus cargos personas que, por acción u omisión, son responsables de violaciones a los derechos humanos, de realizarlas, de permitirlas, de no evitarlas o de no investigarlas. Es el caso del Supervisor del Distrito Escolar 07-18-01, Licenciado Porfirio Geremías Par Chavajay, que sin consulta alguna avaló el traslado del funcionamiento de los Centros Educativos ya mencionados; a pesar de que, en su momento, se le hizo ver que estaba violando los Derechos Humanos de las comunidades educativas, pero él se limitó a decir que no había marcha atrás.

Hemos sido objeto de amenazas, intimidaciones y agresiones por defender el derecho de nuestros hijos y el de nosotros como padres de familia. No es justo que se nos prive de este derecho, ya que este predio siempre ha servido para la educación de los sampedranos. Nuestra lucha es para que nuestros hijos disfruten de los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales. Tenemos en nuestras manos dos resoluciones de la Procuraduría de los Derechos Humanos; la primera, se refiere a nuestra Escuela; la segunda, se refiere a la Asociación de Baloncesto Pedrano. En ambas, se declara la violación de los Derechos Humanos por parte de las autoridades”.

Es vergonzoso que existiendo ya dos resoluciones, la PDH no haya hecho nada, que el gobernador departamental no se pronuncie, que las autoridades del Ministerio de Educación que tanto se ufanan de cosas triviales no diga pío, y que por esto el sindicato de maestros y su líder Joviel Acevedo no hayan dicho nada.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.