Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Vivir la vida, no morirla
Por Claudia Navas Dangel - Guatemala, 23 de noviembre de 2007

Este 25 de noviembre se conmemora un día más de la NO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES, una fecha que no debería de ser, porque la violencia y específicamente contra las mujeres no debería de darse, sin embargo, sucede para pedir, no, para exigir que acabe, para exigir respeto, para vivir.

Las cifras de feminicidio en el país son alarmantes, según la Policía Nacional Civil, hasta el 2 de octubre se habían registrado 377 muertes, cifra que seguramente ha aumentado, pues tan sólo al hojear los periódicos cada día me encuentro con una víctima más. Entre ellas, a muchas que ni siquiera han llegado a la mayoría de edad.

De acuerdo con los datos de La Agencia de Noticias A favor de la Niñez y la Adolescencia, en lo que va de este año, en los cinco medios escritos masivos, en este vespertino y elQuetzalteco, se han mencionado ya 114 muertes de niñas y adolescentes. 38 han fallecido a causa de impactos de bala, 14 por asfixia, cuatro degolladas, dos torturadas, y las otras, por golpes, decapitadas y envenenadas. También da cuenta de 27 niñas y adolescentes que perdieron la vida en un accidente vial, por la imprudencia y el estado de ebriedad de algunos pilotos de buses y tráileres.

Son cifras aterradoras, cifras que duelen, cifras que al Estado no le importan, porque hasta la fecha no ha habido acciones claras que busquen, no digamos acabar con esta situación, ni siquiera reducirla.

A estos datos, hay que agregar los de todas aquellas mujeres que son golpeadas por sus maridos, que sufren violencia psicológica y abusos dentro de su hogar, a las que son acosadas en la calle, en el trabajo, a todas esas niñas que son abusadas sexualmente por su padre, su tío o algún pariente, a todas las mujeres que no tienen accesos a salud, a educación, a un techo y alimento, porque eso también es violencia.

Ya es tiempo de que el Gobierno haga algo, tenemos una ministra de Gobernación mujer, y es a ella a quien le pido, le exijo, en nombre de todas las mujeres de Guatemala que haga algo, queremos una respuesta pronto, queremos soluciones y seguridad.

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.