Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

De seguidores a creadores
Por Carmen Ortiz - Guatemala, 27 de septiembre de 2005
cloe2003@yahoo.com

El primer paso es negarnos; el segundo, rehacer.

Un monstruo de problemas se cierne sobre nosotros. La analogía con Goliat se ajusta muy bien a lo que acontece a nuestro alrededor. El gigante crece en tamaño y fuerza ante la ausencia de "Davides" dispuestos a enfrentarlo. Los guatemaltecos permanecen agazapados, lamentándose, temblando y blasfemando contra lo que ha dado en llamarse "un injusto destino". Allí atrincherados, pierden el tiempo culpándose mutuamente, clamando por alguien que los libre de la amenaza, o exigiendo soluciones mágicas.

Evadir los problemas es una actitud deleznable. Es ingenuo pensar que sólo la clase política va a solucionarlos. Las dificultades son muchas y ellos pocos. Son complejas y ellos incapaces. El sentido de urgencia choca con su exasperante pasividad. Muchos funcionarios son obstáculos más no soluciones; entonces ¿p´or qué seguir esperando de brazos cruzados cuando puede darse vida al David que habita en cada persona?

Lo que el país necesita es una revolución distinta de las que hemos conocido. Esta expresión dialéctica de la negación que articula el conflicto entre conciencia y mundo debe llevarnos a fusionar voluntades, para explorar nuevos caminos hacia la justicia, la prosperidad y la paz social. Nuestro país debe dejar de ser seguidor para convertirse en creador audaz de nuevas soluciones. No necesitamos ser diputados ni presidentes para constituirnos en artífices solidarios del cambio. Actuemos con madurez, ingenio y valentía.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.