Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Ilusión de la sociedad de consumo
Por Carmen Ortiz - Guatemala, 27 de septiembre de 2005
cloe2003@yahoo.com

La oferta de bienes y servicios es tan impresionante como nuestra pobreza.

El "Mall" más grande de Centro América está por inaugurarse en Guatemala. Visto desde el punto de vista empresarial, tal acontecimiento ha representado y representará la creación de cientos de empleos, además de fomentar la inversión. Mis felicitaciones por ello, sin embargo, no puedo negar mi preocupación.

Aún no logro explicarme el éxito de la cultura mall en un país mayoritariamente pobre. La abundancia de centros comerciales es un espejismo del desarrollo. Tengo la impresión de que muchos comercios son el disfraz de negocios oscuros; otros tantos son propiedad de grandes empresarios que cuentan con cadenas poderosas de marcas y franquicias, pero cuando uno habla con medianos o pequeños comerciantes la queja siempre es la misma: "Cada vez se vende menos". ¿Mienten acaso?.

Pero vayamos más allá, este fomento del consumismo también motiva la compra, más no el ahorro; crea nuevas y cada vez más sofisticadas necesidades que muchas veces provocan frustración; remarca las diferencias entre estratos sociales; aliena al rico, quien confunde "ser con tener", pero más al pobre que confunde "ser con la ilusión de tener".

El nivel de consumo debiera guardar una relación directa con la capacidad productiva de un país, algo que no pareciera suceder en Guatemala. Los "malls" son una expresión dialéctica entre la audacia del mercado y la debilidad de los Estados para planificar el desarrollo.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.