Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Rendición o previsión
Por Carmen Ortiz - Guatemala, 11 de octubre de 2005
cloe2003@yahoo.com

En la era de los fenómenos "producidos" quien se inmoviliza está condenado a morir.

Antes solíamos llamarles fenómenos naturales; hoy se sabe que éstos son el producto de la comercialización e industrialización abusiva de la naturaleza. Son los países subdesarrollados y la gente más pobre los que pagan doblemente por la irresponsabilidad de los grandes, ricos y poderosos. Lo único democrático del proceso de globalización radica en la repartición de riesgos. Escudados en la idea de la modernidad, el progreso y el desarrollo, contaminan, destruyen, depredan el ambiente que es patrimonio de toda la humanidad, sin que rindan cuentas por sus actos. La responsabilidad social y moral se diluye.

Los riesgos afectan a todos (víctimas y victimarios), pero también acentúan nuevas desigualdades. Para U. Beck, los riesgos fortalecen la sociedad de clases. Los ricos pueden enfrentarlos, evitarlos o compensarlos mejor que los pobres. Estamos frente a un nuevo y grave conflicto que debemos encarar con decisión, pues la amenaza es creciente.

Estas catástrofes desestabilizan la totalidad del sistema en lo económico, lo político y social, y por ende, las causas no pueden ni deben permanecer en el silencio.

Tanto a nivel nacional como internacional deben planificarse acciones futuras tendentes a prevenir y controlar los riesgos en todos los campos. Éstos son invisibles pero latentes. Los países deben exigir un análisis de las amenazas mundiales, así como la admisión de compromisos y responsabilidades.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.