Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Democracia y ambiente
Por Carmen Ortiz - Guatemala, 20 de marzo de 2007
cloe2003@yahoo.com

Las inversiones fuertes exigen como condición previa un consenso duradero (U. Beck)

Los conflictos sociales ambientales actuales y los que prevén, se convierten en una buena ocasión para repolitizar la política. Tras el escudo del desarrollo y el progreso nacional se halla una gran cantidad de intereses individuales y sectoriales que difícilmente se modificarán utilizando llamados discursivos a la solidaridad social. El individualismo no es algo que se dé por decisión, sino es efecto de las condiciones del entorno, de las cuales es muy difícil escapar.

De ahí que más allá de caer en el complicado mundo de los insolubles conflictos axiológicos e ideológicos, debamos buscar vías efectivas para limitar los excesos del individualismo. En este sentido, la vía jurídica, organizativa, administrativa; el establecimiento de una clara política exterior; la recuperación de la praxis social y política de la sociedad en su conjunto, convirtiéndola en requisito y palanca de la economía (protegiéndola y liberándola de los comunes intereses “salvadores”), son requisitos para el desarrollo humano y económico sostenibles.

Hasta el momento, la falta de comunicación ha sido el denominador común en los procedimientos concesionarios para los megaproyectos y todos aquellos planes relacionados con exploración y explotación de recursos naturales estratégicos. Esta actitud, ausente de apoyos y adhesiones, que provean legitimidad en el mediano y largo plazo, puede acarrear grandes penitencias futuras.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.