Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Institucionalidad
Por Carmen Ortiz - Guatemala, 29 de marzo de 2007
cloe2003@yahoo.com

La palabra pierde sentido al hacerla práctica de discurso pero no discurso en práctica.

Con qué facilidad se hace alusión constante a la necesidad de construir “institucionalidad”, pero me pregunto si no es que la palabra pierde sentido y profundidad al hacerla práctica de discurso pero no discurso en práctica. ¿Sabemos exactamente de lo que estamos hablando?

Toda institución es producto de una necesidad social concreta, y surge para regular y mantener el orden social. Su análisis debe partir de varias consideraciones: A) De su estructura orgánica, es decir, todas las normas, reglamentos y procesos que minimizan o regulan la influencia de variaciones individuales sobre la organización. Es esta estructura la que provee permanencia y especialización a la institución. B) La claridad y estabilidad de las reglas del juego que fijan el rol de cada individuo, los procedimientos a seguir, los premios y las sanciones. C) El valor y sentido que logra transmitir (interna y externamente) sobre sus gestiones. D) La habitualidad de sus acciones (la interiorización de procedimientos y rutinas institucionales), que garantizan su estabilidad y permanencia independientemente de la renovación de personal.

En Guatemala debemos fortalecer, pero también construir institucionalidad. ¿Cómo? Volviendo a su origen y pensándola a futuro. Considerar y actuar como si ésta fuera propiedad de seres individuales, o sujetarla permanentemente a la voluntad antojadiza de grupos o partidos políticos, evidencia desconocimiento, pero también malicia.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.