Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2017

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El liberalismo, la modernidad, capitalismo y similares
Por Carlos Orlando Oliva Muralles* - Guatemala, 31 de julio de 2017
cloe2003@yahoo.com


La fetichización en las respuestas institucionales, tanto en las organizaciones socio culturales como en las políticas, está presente, no digamos en las categorías interpretativas. intentaré explicarme:

Al rededor de aproximadamente 150 años nuestro querido amigo de Tréveris retoma y rescata el concepto del fetichismo, inicialmente voz latina que se puede entender de diversas maneras pero va ligado a lo hecho por los humanos y por ende artificial, que sustituye a otra cosa; así puede ser desde el sustituto de la persona por una parte u objeto de deseo, en lo sexual, hasta el ídolo en lugar del dios. Por lo que es aplicable a varios campos.

Entonces la inversión, plantear lo parcial como totalidad, la mistificación, o deificación, de los objetos desde la mercancía hasta las categorías y métodos que se utilizan para analizarlas, todos se pueden fetichizar.

Desde hace ya varios años ha surgido en el discurso político escritos que no ven, no quieren o no pueden ver la diferencia entre estas tres categorías enunciadas en el titulo, como son el de la Modernidad, y su relación entre la modernidad capitalista y el liberalismo moderno, y que insisto varios analistas incluso “progre” parecen no reconocer.

La Modernidad (con mayúscula), entiendo es la madre generadora de varias de sus manifestaciones modernas menores como son: el liberalismo como filosofía del Capital, el positivismo en lo filosófico, el capitalismo en lo económico, y la cristiandad en el plano de la espiritualidad1. A su vez tiene otras cabezas cual Hidra, como lo son el colonialismo/colonialidad, el eurocentrismo, el racismo y el patriarcado, entre otras.

Intento ampliar elementos. En la primera Modernidad como nos recuerdan Carlos y Federico, inicia como un proyecto mundial,2 con el mal llamado descubrimiento de lo que se llegó a llamar América (aunque es mas propio decir con el descubrimiento del Atlántico), como forma de liberarse del cerco musulmán. Como recordaremos la “edad media” solo existió para una parte de lo que hoy conocemos como Europa (que no es mas que una península o extensión del continente asiático y donde lo que conocemos por España no conoció el feudalismo), cercada por el mundo musulmán que no les dejaba negociar con la primera potencia mundial comercial y primer potencia capitalista, como lo fue China, (que producía seda y porcelana en serie y con plusvalor, lo cual es otro amplio tema), a la vez que poseía tecnología principalmente hidráulica, mecánica, marítima (brújula, y astronomía entre otras y militar como la pólvora en armas y la ballesta) que ya en el año 1421,3 dan la vuelta al mundo y lo cartografían, sin contar el aporte del papel, la imprenta de tipos móviles, el papel moneda, las maquinas de vapor, entre otras.

La modernidad inaugura el pigmentocentrísmo europeo, la creación como potencia moderna a España que inicia sus practicas coloniales en Al Andalúz y las Canarias a judíos y musulmanes, que ejercitaría y potenciaría luego en las Indias Orientales,4. Este imperio de la razón cristianocéntrica, las ideas de progreso unilineal e infinito, la superioridad del mas fuerte. Luego una segunda modernidad ligada a una libertad, igualdad y fraternidad que no aplica mas que para los hombres blancos (no mujeres, no niños, ni a esclavos, y al igual que los atenienses clásicos, no para metecos o extranjeros y menos los bárbaros de fuera de sus fronteras), igual esa lógica de los DH, se impuso a la fuerza para dominar a los pueblos no blancos en todo el mundo, América, África, y Asia. Y así cuando Haití lucha por su independencia los soldados franceses al masacrar a los haitianos entran en conflicto al oírles cantar la incongruente marsellesa, y con esa misma lógica cuando masacran Argelia, como nos recuerda Fanon, esa sangre no vale pues son “no seres” no-humanos.

El liberalismo tiene el fundamento ademas de una libertad (para los europeos, humanos, no para los otros, los “semi humanos”), para los “individuos” los cuales son una abstracción ya que no existen humanos sin comunidad pues la humanización se da por ser sociales, nuestro idioma es comunitario y si se niega hay que ver el ombligo, nunca hubo un humanos solo, no seria humano, aunque y si lo dudan seria como decía Marx: “robinsonadas”, y de los liberales, que primero empiristas y luego liberalistas tenemos a varios famosos esclavistas como J. Locke, y de ese liberalismo no se puede separar que en su ideario está la pirateada oración “dejar hacer y dejar pasar”( que antes de los fisiócratas, fue pirateada del Tao), liberalismo que dice defender, solo la libertad económica y que es la base de lo que será mas abiertamente la concreción de la no intervención del Estado en el neoliberalismo, el cual no es su perversión sino solo su optimización, y donde la libertad es imposición de unos, la igualdad solo de iguales a ellos, y la fraternidad o hermandad en una hipócrita solidaridad, como caridad filantrópica,a veces, sin responsabilidad.

T. Hobbes absolutista (aunque para otros como K. Schmitt, lo ven como precursor del liberalismo), el hombre como lobo del hombre describe un individualismo liberal incongruente, pues en primer lugar los lobos son sociales y con instituciones sociales como la del macho dominante y las hembras tías o abuelas que cuidan mientras otros cazan y luego comparten, igual los primeros homínidos sino fueran sociales, hubieran hecho inviable la humanización y se hubieran extinto. Schmitt también recordara que el derecho moderno empieza con el tratado de Tordesillas, como un proyector racional de trazar sobre el mar los limites españoles y portugueses.

Dentro de un racionalismo liberal es “normal” que el mas fuerte sobreviva, donde la cabeza domina a los miembros, y así se domina a los esclavos o a los inferiores, a lo aristotélico, y donde los aristos, los superiores, los mejores deberán gobernar, los hombre libres (con trabajos y propiedades).

El liberalismo es logocéntrico, desde los modernos aristotélicos, como Sepulveda que darán ese culto a la razón blanca y colonial,5 pasando por los liberales clásicos y su culto a esa igualdad entre los hombres W.A.S.P. 6 de ese culto a la razón moderna ilustrada no escaparan el socialismo soviético, muy racional y moderno también pretendía el control racional y planificado (a lo Leonid V. Kantoróvich y su planificación perfecta).

La tasa de ganancia también es racional, y así una mayor tasa es mas racional, y esta superior a la tasa de vida, y por ende la idea de progreso dominará la naturaleza (contradicción preformativa, pues se niega la naturaleza humana), para la cual el ejercicio de la libertad de dominio y explotación de la naturaleza, y en nombre del progreso, es necesario que el empresario sea libre para hacerlo, y si lo desea destruir el pilar que le sostiene al sistema vida, pero todo sea por la tasa de ganancia.

El liberalismo apologiza al Yo, y subalteniza al cuerpo personal y cuerpo comunitario, subsume las necesidades materiales y exalta las espirituales, lo que el da sustento a suponer como Descartes que somos almas para los que les es indiferente el cuerpo, retomando ese dualismo griego, los modernos liberales cristianocéntricos lo incorporan al capitalismo para justificar la dominación , la tortura del cuerpo, la explotación, total en el otro mundo lo importante sera el alma, esa psique individual que no puede ser dañada y que es lo mas valioso, asi que si te exploto no importa pues tu alma tendra recompensas en la otra vida

Así también el liberalismo y en el capitalismo tener vicios y pecados privados no es importante, mientras sea honesto en el mercado pagando a tiempo y con moneda corriente, igual hasta el momento mientras se pague lo que la ley indica como legal y moral, no importa que sea anti ético y que no llegue a suplir la canasta básica.

El liberalismo es una forma de capital dentro de la Modernidad mundo, como totalidad, y por lo tanto clasista, racista, sexista, colonialista. Entre otras facetas. Es en esta unidad dialéctica poliédrica, liberalismo-positivismo -capitalismo- cristiandad 7 donde cada cual tiene sus formas propias en las esferas cognoscitivas, afectivas y motrices y sus varios subsistemas sexismo, colonialismo, racismo. Que a su ves tienen también pensares,sentires y actuares.

Por eso invito a estos analistas sociales que revisen sus fundamentos liberales y esa fetichización de la libertad que vale solo para los que están dentro del sistema, y que vea que la continuidad entre esa Modernidad liberal y el neoliberalismo como la concreción de lo que el liberalismo siempre pretendió.

También a esos investigadores materialistas mecanisistas que fetichizan a la clase social y la utilizan para todas las explicaciones, haciendo malabares para explicar e interpretar desde la corrupción, la violencia intrafamiliar, las maras, las luchas de género, el racismo y los “pauper ante festum” que están fuera del sistema.

Por eso la transmodernidad como nos recuerda Dussel, supera la moda de la posmodernidad que solo es viable para el mundo occidental europeo y las metrópolis del tercer mundo que ha convivido con la plena modernidad, como nos recordaba Gorostiaga8, estamos entre Somalia y Taiwan, donde sectores están a la vanguardia tecnológica, y urbanística de primer mundo y a pocos metros grupos somalizados, y de igual forma aplica en los países primermundistas, conviven con estratos marginalizados, estamos en la convivencia y juicio de lo que nos conviene de la modernidad, donde convivimos con grupos pre modernos, modernos y posmodernos.

Asi las respuestas simples no pueden interpretar la realidad de lo Real, y menos con la fetichización de las categorias.

(1) La Cristiandad como las iglesias articuladas a los Estados modernos, al mismo tiempo de religión y fundamento cultural o ideológico del Estado. El cristianismos como forma del capital Estado.

(2) I. Wallerstein plateara esta idea, la de “sistema mundo” posteriormente a la iniciativa de E. Dussel.

(3) Rowan Gavin Menzies, 1421: el año en que China descubrió el mundo, traducción de Francisco J. Ramos Mena, Barcelona, DeBolsillo, 2003, , otro es Joseph Needham, (1986). Science and Civilization in China; Hobson, John M. (2004) The Eastern Origins of Western Civilisation. Cambridge:

(4) Antes , casi 150 años, plantea el “ego conquiro” E. Dussel, antes del “ego cógito” cartesiano. Ver E.Dussel 2008 Meditaciones anti-cartesianas. sobre el origen del anti-discurso filosófico de la modernidad', Tabula Rasa, Ramón Grosfoguel plantea que antes fue el Yo destruyo, aplicado a los musulmanes en la península ibérica.

(5) De la cual ya en 1514, Bartolomé de las Casas comienza la crítica de la Modernidad al mostrar la injusticia del sistema económico político y social instaurado por Europa.

(6) Donde posteriormente a los blancos (W), anglo (A.) sajones (S) presbiterianos (P), incluirán posteriormente a los Kasaros, judíos.

(7) A diferencia que el cristianismo, la cristiandad es la concreción como sistema de dominación.

(8) GOROSTIAGA, XABIER 1996, ENTRE SOMALIA Y TAIWAN: ¿HAY OTRA ALTERNATIVA? Revista Documental de Ciencias Sociales Iberoamericanas UCA Managua.

 

*Docente USAC

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.