Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2017

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La democracia representativa como problema o crisis de la democracia formal
Por Carlos Orlando Oliva Muralles(1) - Guatemala, 18 de julio de 2022
docente.carlos.oliva@gmail.com


Para todas las personas que nos identificamos con el "Bien de la Comunidad", el "bien común", con el de todo el Pueblo y el del sistema vida en el planeta; creo que preferimos una democracia de personas y comunidades ejerciendo una democracia directa(2), comunitaria y participativa. En su defecto la democracia representativa puede, según quien sea el representante, cumplir o no, con lo que se espera que cumpla.

Para empezar, diremos que comúnmente por representación, entendemos, hacer presente algo en lugar de otra cosa, su original; y representativo a lo parecido, a quien o a lo que representa o refiere, su esencia o a lo que refiere.

Por su parte, representación política, desde su función, entendemos básicamente a una persona o grupo en dos momentos o formas:

A) como vocero, es decir como reproductor de la voluntad de quien representa, individuo o comunidad, es decir acá el representante no tiene voluntad propia, sino solo traslada la voluntad de quien le otorgó el mandato que le nombra dicha representación.

B) como representante fiduciario(3), es decir que representa a un individuo o comunidad, en cuanto suple a quien representa de forma total, es decir con poder de actuar con libertad, y toma por cuenta propia la delegación de quien representa en su nombre, de acuerdo a lo que supone o interpreta a su discreción, según cree que es en beneficio del representado; así como las declaraciones o decisiones que tome, mientras sea acordada dicha representación.

Sostengo que primero, el representante debe ser primariamente y preferentemente vocero o delegado, para lo cual debe permanentemente escuchar a la comunidad que representa y sintetizar sus intereses, según su mandato y sobre todo ser obediente a ella. En cuanto no puedan llegar a acuerdos los soberanos que lo eligen, deberá tomar la forma B), es decir como fiduciario y asumir la responsabilidad de tomar decisiones que aunque no fueran acordadas por diversas circunstancias previamente, el representante tomará en beneficio del representado, y por las cuales debe asumir la responsabilidad, entregando cuentas de dichas decisiones expresas y de las omisiones. Y Si es posible corregir a posteriori deberá ser prioritario la consulta y obediencia de la comunidad, y de la cual solo se es delegado temporal. Al dejar de cumplirlas, está usurpando al soberano y por tanto se entenderá como corrupto.

La primera corrupción no es el cohecho pasivo o activo sino, el usurpar la soberanía de la comunidad que los elige.

Dentro del colonialismo moderno occidental, se enseña en las universidades del tercer mundo, y en las prácticas cotidianas de políticos corruptos), esa visión hobbesiana y webweriana de que la política es ejercicio de dominación y violencia legalizada, según esas visiones, violencia legítima sobre obedientes, como si fueran los representantes superiores a quienes les eligen, o que es un cheque en blanco el que se ha dado, esto sería el fetichismo de la representación. De esa cuenta, hemos conocido y conocemos actualmente en diversos espacios, desde representantes de colonias, concejos y juntas directivas, concejales municipales, alcaldes, diputados, presidentes; todos que se creen que es SU voluntad la que se debe hacer.

Como lección, debemos poner las condiciones previas a las elecciones y mantener la vigilancia y la responsabilidad de defender nuestra soberanía.

La soberanía le pertenece a la comunidad que elige y delega, no a quienes son electos y la usurpan

 

NUNCA MAS LOS REPRESENTANTES SE PUEDEN MANDAR SOLOS, TIENEN QUE SER OBEDIENTES A QUIEN LOS ELIGE.

 

 

1) Docente titular USAC (y en oposición al fraude y otros delitos, y en contra de estos y otros corruptos)

2) Al menos para comunidades pequeñas, aunque con el avance tecnológico sería posible consultar a más personas sobre más temas.

3) Estas ideas son principalmente resumidas de Bobbio, Burke, Cota y Sartori, quienes abordan el tema, pero con diferencias y agregados del autor e inspiraciones en las comunidades, zapatistas y otras latinoamericanas, y a los precursores de la descolonización, Fanon, Dussel, Hinkelammert, los hermanos Bautista Segales, Grosfoguel, entre otros

 

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.