Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Infrarratas pretenden atacar al gato
Por Carlos Palacios - Guatemala, 21 de noviembre de 2018

En las últimas semanas ha llamado la atención la aparición de ratas provenientes de su sucio inframundo pretendiendo implantar «pseudolegalidades» con el fin de proteger su actividad de corruptos, que sienten cada vez mas cerca el rigor de ley.

El cinismo es su tarjeta de presentación. Cinco diputados ante los medios informativos tienen el descaro de anunciar una iniciativa de reformas al Código Penal, para que se castigue a aquellos que «ofendan» a políticos, candidatos y funcionarios con dos a cinco años de prisión, lo que les permitiría
acrecentar su inframundo con leyes oscurantistas y tétricos calabozos para los opositores a sus desmanes y opositores políticos especialmente.

Estos «padres de la patria» representantes del Pacto de Corruptos son los diputados Estuardo Galdámez, Karla Martínez, Eva Monte Bac, Dolores Beltrán y Delia Bac, quienes tristemente, sus quehaceres como representantes del pueblo, los dedican a leguleyas elucubraciones para encubrir la corrupción.

Para colmo de males el Congreso está a punto de aprobar su ley de aceptación de cargos, un conjuro de la Edad Media para «reducir» penas a los corruptos y consolidar sus redes. No tienen tiempo (ni la más remota idea) de pensar en las escalofriantes cifras de desnutrición, de los casi inexistentes servicios de salud, falta de escuelas, del desempleo que azota a la población, por ejemplo, y parece que nunca han imaginado proponer iniciativas de ley como declarar de urgencia nacional el éxodo migratorio de guatemaltecos que viven en la miseria y que optan por buscar el cuestionable sueño americano a costa de arriesgar sus vidas, ya que Guatemala les ha hecho perder la esperanza. O porque a estos infrarroedores, no se les ocurre descongelar un préstamo autorizado por el Banco Mundial por cien millones de dólares destinado al proyecto «Crecer Sano: Nutrición y Salud». Dicho préstamo data desde el 2016 y los padrotes de la patria solo han tenido tiempo para la primera lectura de tres que se requieren para ser aprobado por el honorable Congreso.

Volviendo a su paranoica iniciativa de ley, con la que se pretende acallar las voces de los guatemaltecos que reclamamos contra la corrupción y la injusticia, curiosamente nunca se refirieron a la libertad de prensa, sino pretenden ajustar a su medida algunos artículos del Código Penal, aunque de todas maneras sus pseudolegales incursiones, son automáticamente nulas ante la Constitución de la República que expresamente dice en sus dos primeros párrafos:

Artículo 35- La libertad de emisión del pensamiento. Es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición alguna. Quien en uso de esta libertad faltare al respeto a la vida privada o a la moral, será responsable conforme a la ley. Quienes se creyeren ofendidos tienen el derecho a la publicación de sus defensas, aclaraciones y rectificaciones.

No constituye delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos.

Para concluir, diremos que los guatemaltecos debemos mantenernos alerta ante las arremetidas de los corruptos, recordando que «Cuando el gato no está en casa, las hiperratas bailan sobre la mesa.»

Fuente: www.gazeta.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.