Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Desarrollo, hidroeléctricas y lucha por el agua en Chiquimula
Por Camilo Salvadó - Guatemala, 18 de abril de 2007

¿Es que acaso los gobernantes y los ejecutivos de las empresas no necesitan agua para vivir?

Se aproximan las elecciones y todos los días vemos a los partidos políticos, en especial al de gobierno, hablando de democracia y participación ciudadana a la espera de conseguir más votos. Todos los días vemos cómo este discurso y “palabras bonitas” se desmoronan ante los hechos. Obligados a acatar cada una de las disparatadas decisiones tomadas por el gobierno “democráticamente electo” (como aprobar actividades altamente destructivas del ambiente, bajo el pretexto de “fomentar la inversión”), se nos reprime y censura para acallar cualquier protesta, siempre en nombre de la democracia y el Estado de Derecho. En todo el país se desarrollan valiosas y novedosas experiencias realmente democráticas que son deslegitimadas bajo argumentos que en el fondo no son más que pretextos racistas y clasistas para no dejar que la gente viva la democracia en vez de solamente hablar de ella.

Tal es el caso de la disputa por el agua entre comunidades y empresas transnacionales. Esta lucha, evidente en la oposición a la minería de metales a cielo abierto y a la construcción de mega hidroeléctricas, se ha manifestado de forma pacífica y democrática en las numerosas consultas populares llevadas a cabo en varios puntos del país, como la realizada el 13 de febrero pasado en el municipio de Concepción Tutuapa, San Marcos. Contrario a la versión gubernamental sobre estos ejercicios de participación ciudadana, nada tuvieron que ver los “peligros ficticios” o la “agenda ecohistérica”.

El peligro es real: la solicitud para exploración y explotación minera en el municipio fue aprobada hace años a espaldas de la población. Ya se está realizando explotación minera y procesamiento de metales en los vecinos municipios de San Miguel Ixtahuacán y Sipakapa, con resultados como enfermedades de la piel, deforestación y escasez de agua potable, mientras la empresa Montana Exploradora utiliza y envenena con cianuro 250 mil litros de agua por hora. Los habitantes de Concepción conocen la situación y están preocupados. Es así como en un verdadero ejemplo de democracia directa –democracia viva, si se quiere– en cada caserío y aldea del municipio, los pobladores discutieron, debatieron, reflexionaron y tomaron decisiones acerca de asuntos que afectan su propia vida. El resultado fue unánime: declarar prohibida la minería en el municipio. Pese a ser legítima y democrática, la consulta de Concepción Tutuapa (al igual que las otras) no ha sido declarada vinculante por este gobierno ni lo hará el próximo, ya que parece moverles más la sed de dólares que la sed de agua… ¿Es que acaso los gobernantes y los ejecutivos de las empresas no necesitan agua para vivir? ¿Es que la democracia solo debe existir en las páginas de la Constitución pero no en nuestras vidas?

Fuente: El Informador Rural - Boletín Semanal de la Plataforma Agraria - Año 6. No. 11. Semanas del 27 de marzo al 9 de abril de 2007


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.