Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Moscas
Por Claudia Virginia Samayoa - Guatemala, 13 de junio de 2005
cvsjrh@intelnet.net.gt

Sacapulas o Pueblo Blanco está en un pequeño valle localizado a la orilla del Río Negro o Chixoy.

Las moscas son señal de suciedad. Estos negros insectos buscan la basura, la comida y la suciedad como fuente de abastecimiento para su corta vida. Entre más comida, más proliferan. Moscas fue lo que encontré en vastedad en Sacapulas, Quiché hace diez días.

Sacapulas o Pueblo Blanco está en un pequeño valle a la orilla del Río Negro o Chixoy. Tierra árida y caliente, este municipio está donde se encuentran los macizos montañosos de la Sierra Madre y los Cuchumatanes. Igual que sus pueblos vecinos, San Pedro Jocopilas, Cunén y Uspantán, es sobreviviente del enfrentamiento armado y en su seno las contradicciones entre víctimas y victimarios está presente. Igual que en Aguacatán, el enfrentamiento político se disfraza de disputa entre dos culturas indígenas distintas.

Sin embargo, los pueblos vecinos están limpios, se ve prosperidad en las aldeas y comunidades en su entorno. En Sacapulas contrasta la inversión en las aldeas con el abandono de la cabecera municipal. Por supuesto, había que preguntar. ¿Qué está pasando? ¿por qué tanta mosca?

Estimados lectores y lectoras, lo que escuché me pareció un chiste si no fuera una tremebunda realidad. La historia de Sacapulas es larga pero tiene su centro en la conflictividad entre el alcalde reelecto del FRG -hoy aparentemente coqueteando con la Gana- y un grupo de vecinos que ha promovido la auditoría social. El conflicto entre Pedro Pu Tojil y el hoy llamado, Frente Cívico por la Dignidad Sacapulense se ha querido disfrazar de muchas cosas, incluso el alcalde se victimiza ante la prensa diciendo que los vecinos de la cabecera municipal lo echaron de allí.

El Frente dice que el problema es que ellos fueron los que lo denunciaron ante la Contraloría por corrupción. De hecho este alcalde tiene 19 reparos y un proceso abierto en la Fiscalía anti corrupción y, según declaraciones del Contralor, posible responsabilidad en la muerte violenta del auditor responsable de descubrirlo.

Sea como sea la realidad, lo cierto del caso es que el alcalde reelecto decidió dejar de prestar el servicio de limpieza de la basura a los de la cabecera departamental a partir del abril del año pasado. Las moscas y la tifoidea decidieron a los vecinos del Frente organizar a las comunidades y recoger apoyo voluntario para pagar el camión para extraer la basura. Pues limosnero y con garrote, el alcalde les abrió una denuncia penal a los del Frente por -ni más ni menos- usurpación de funciones y estafa. ¡Ja! Ahora resulta que responder a una necesidad y a un derecho humano se convirtió en crimen. Resultado: los del Frente dejaron de recoger la basura.

Las moscas están de nuevo en Sacapulas. El alcalde Pu agredió pero no cumplió con su función. Otro grupo de vecinos está organizándose para recoger la basura a falta de atención municipal. ¿Cuánto tiempo más pasará para que el señor Pu les abra una denuncia penal?

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.