Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cuando se ofende la dignidad
Por Claudia Virginia Samayoa - Guatemala, 21 de noviembre de 2005
cvsjrh@intelnet.net.gt

El libro del coronel Prudencio García causó en mí un fuerte impacto, en varios sentido

Por años, las graves violaciones de los derechos humanos han sido justificadas por el Ejército y por algunos actores sociales arguyendo la existencia del conflicto. El deber y la defensa de la patria sirven de argumento para justificar lo injustificable. Ante la verdad y la justicia, el espíritu de cuerpo militar ha recurrido a mil artimañas para mantener la impunidad.

Siete años después del informe del REMHI y seis años después del informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico, varios artículos de opinión, algunos libros y muchas ponencias, se han escrito para negar la naturaleza de lo ocurrido. Similar cosa sucedió para defender y profundizar la verdad. Entre esta selva de tinta y hojas, finalmente leí el recientemente publicado libro del coronel, en retiro, Prudencio García: "El Genocidio de Guatemala a la luz de la Sociología Militar".

El libro causó en mí un impacto muy fuerte en varios sentidos. El libro, escrito por un militar español que estuvo cercano a los ejércitos latinoamericanos herederos de las políticas contrainsurgentes, representa un grito de indignación y un intento de explicación de lo ocurrido en Guatemala.

El libro no justifica la actuación del Ejército guatemalteco, explica cómo pudo ocurrir tanta atrocidad y salvajismo. Es la primera vez que una explicación de un oficial logra mostrar un matiz distinto de la actuación militar, más allá de los excesos y errores usuales. En el libro se redimensionan los conceptos de disciplina y honor militar, logrando presentarle al lector una imagen futura de lo que podría ser el Ejército guatemalteco después de la barbarie.

El libro brinda también una valoración de la lucha de monseñor Juan Gerardi Conedera, la ODHAG y el REMHI. El coronel García hace énfasis en el rol que las víctimas de las violaciones de derechos humanos tienen en la ruptura del ciclo de la impunidad, y pondera el valor histórico del esfuerzo de la recuperación de la memoria histórica realizada por monseñor Juan Gerardi. En su valoración sobre el mantenimiento de la impunidad del pasado y del asesinato del obispo escribe un acápite entero al libro al servicio de la impunidad escrito por otros periodistas españoles; recomiendo su lectura.

Otro aspecto interesante del libro es que recuerda las declaraciones del entonces coronel Otto Noack, vertidas el 15 de julio de 1998, donde reconoce la responsabilidad del Ejército ante las 'sobrerreacciones y excesos' de las operaciones militares. En dichas declaraciones el oficial Kaibil señalaba tener la convicción de que su persona u otros miembros del Ejército, eventualmente tendrían que enfrentar la justicia.

Finalmente, el señor García hace un llamado, como militar, a sus hermanos castrenses guatemaltecos para que cambien. Afirma que de nada sirve la nueva doctrina militar, si el muro de impunidad no se rompe y no se recupera la moral. Les invito a leerlo.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.