Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 3 - 2006

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Carta de una lechuza
Regresando de golpe al pasado
Por Claudia Virginia Samayoa - Guatemala, 8 de febrero de 2007

El lunes 5 de febrero a las 6:00 a.m. la llamada que esperaba desde hacía ya ocho meses llegó: ¡allanaron nuestras oficinas! Era obvio…las amenazas de muertes se habían dado y la investigación condujo a tres teléfonos públicos en Mixco y una negativa de investigación por parte del Ministerio Público. Luego estuvieron los hombres sospechosos que nunca pudimos fotografiar ni denunciar. Esa sensación de no saber si son orejas o no lo son.

Así es que nos tocó vivir en carne propia lo que hemos acompañado tantas otras veces, de hecho más de 120 veces en estos siete años. Esa angustia de ¿se habrán llevado esto o aquello? ¿Fue robo o no? ¿Por qué registraron sólo esos folders? ¿Por qué se llevaron sólo esos documentos? ¿Por qué las marcas sólo allí? ¿Por qué pasa este carro filmándonos?

El golpe a las oficinas en donde el Movimiento Nacional por los Derechos Humanos comparte espacio con COMUNICARTE implica un golpe con múltiples impactos; pero definitivamente uno importante lo recibe la Unidad de Protección de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos que es un servicio que el Movimiento provee a todos los sectores sociales y defensores que están en riesgo en el país.

Aunque hemos estado atendiendo un número importante de denuncias durante los últimos años y particularmente los últimos meses; es interesante cómo después de este golpe las cosas han subido de tono de una forma increíble.

El mismo lunes por la tarde, los abogados del Centro por la Acción Legal para los Derechos Humanos recibieron una amenaza de muerte por escrito que busca detener lo imparable: la justicia por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado. Como respuesta el día de hoy, la Asociación Justicia y Reconciliación metió un memorial ante el juez contralor de la investigación de las causas de genocidio que abrieron hace ya seis y cinco años para pedir que este ordene las diligencias que el Ministerio Público dolosamente se ha negado a realizar.

El martes venía la noticia del asesinato de Luis Leonel Pérez Grijalva miembro de CONAPAMG que falleciera el 2 de febrero por 8 balazos en la espalda en Balcones de Palín II en un incidente que aún tenemos que verificar más a profundidad.

El martes por la tarde recibimos la terrible noticia del asesinato de Israel Carias Ortiz, así como de sus dos hijos que lo acompañaban, Robin Aroldo Ramírez de 11 años y Luswin Alexis Ramírez de 9 años miembros del CUC de Zacapa y que luchaban por la posesión de la tierra de la Finca de los Achiotes. Israel Carias había denunciado la usurpación de esas tierras por parte de finqueros y la utilización de las mismas para pistas de aterrizaje clandestinas. Aunque Carias Ortiz había realizado denuncias de amenazas de muerte no había habido investigación por parte de las autoridades.

Hoy miércoles me entero que aparentemente dos compañeros de la CGTG también fueron asesinados el martes por la noche en la ciudad capital. ¡Qué escándalo! Mañana veremos de qué se trata y cómo podemos solidarizarnos.

Es ahora que regreso al allanamiento a nuestra Unidad y me doy cuenta que probablemente entre otras cosas lo que querían era eliminar la posibilidad de atestiguar lo que va a pasar en este año electoral. Quitarle los medios de trabajo a COMUNICARTE y a la Unidad implica tratar de taparle los ojos, los oídos y la voz del presente a las defensoras y defensores.

¡Qué equivocados están! El movimiento social y de derechos humanos siempre ha encontrado una forma de hacer conocer sus luchas y nos podrán callar a nosotros pero alguien estará allí para recoger esa estafeta y seguir la lucha por el simple hecho de que Guatemala lo necesita.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.