Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Osama
Por Carolina Vásquez Araya - Guatemala, 1 de noviembre de 2004

El video de Bin Laden a través de la cadena Al Jazeera estremece el ambiente electoral

Los equipos de campaña, con sus correspondientes candidatos a la cabeza, tuvieron poco tiempo para reaccionar al video con un mensaje de Osama Bin Laden, emitido por la cadena Al Jazeera la semana pasada.

Los noticieros de televisión estadounidenses dejaron de lado sus aburridos análisis de la campaña presidencial, para dar espacio a toda clase de conjeturas respecto al amenazante mensaje del líder de Al Qaeda.

Mostrando un aspecto saludable y tranquilo, Bin Laden dedicó 18 minutos a emitir un comunicado dirigido al pueblo norteamericano. En él no hizo amenazas concretas ni auguró grandes actos de terrorismo.

En su particular modo enigmático, recordó a los ciudadanos de Estados Unidos que su seguridad no está en las manos de Bush ni de Kerry, sino “depende de cada uno de ustedes”.

Que el actual presidente fue responsable de una gran parte del daño causado por los ataques del 11-S por no haber reaccionado adecuadamente y que abandonó a las víctimas de las torres gemelas cuando más lo necesitaban.

Casi con independencia del contenido, el video cayó como una auténtica bomba en el ambiente electoral de Estados Unidos, a pocos días de los comicios. Kerry salió al paso declarando su total determinación de destruir a Bin Laden a cualquier costo, no fuera a ser que sus afirmaciones anteriores respecto a las mentiras de Bush sobre la existencia de armas de destrucción masiva en Irak le rebotaran en pleno rostro.

Y Bush aprovechó la maravillosa oportunidad provista por el terrorista más buscado del planeta —curiosamente convertido en aliado estratégico al final de la campaña— para reafirmar su posición como líder en la lucha antiterrorista, pese a las críticas de sus opositores y de la mayoría de los gobiernos en todo el mundo.

Por supuesto, la Casa Blanca se apresuró a reconocer la grabación como auténtica, pese a que les hubiera causado mucho más placer poder decir que Bin Laden ya había sido muerto y enterrado por sus soldados en suelo extranjero.

Pero la ocasión la pintan calva, y ya que la supervivencia del saudí es uno de los rotundos fracasos de las incursiones estadounidenses en el Medio Oriente, no quedó más que capitalizar su existencia como una muestra tangible de que la amenaza terrorista está todavía vigente.

Mañana se verá si hubo o no “efecto Osama” en las elecciones de Estados Unidos. Pero sí es probable que se cumpla la profecía: gane Bush o Kerry, la seguridad del mundo no experimentará cambio alguno. Al menos, no para nosotros.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.