Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cabos sueltos
Por Carolina Vásquez Araya - Guatemala, 4 de diciembre de 2004

Se han realizado dos foros sobre minería, pero las dudas aún no se despejan.


Un grupo de instituciones, entre las cuales estaban representados el Ministerio de Energía y Minas, la Embajada de Canadá, la Universidad de San Carlos, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Banco Mundial, entre las más relevantes, convocó la semana pasada a un grupo de columnistas para presentarles el programa del Primer Foro Nacional de Minería, efectuado días después en el hotel Quinta Real.

A la mañana siguiente, el Colectivo Madre Selva realizó una conferencia de prensa para presentar al doctor Robert Morán, especialista internacional con más de 35 años de experiencia en estudios de aguas y casos de contaminación por actividad minera en varios continentes, contratado para realizar una visita al terreno, estudiar los antecedentes y emitir una opinión basada en sus experiencias en casos similares.

También invitaron al Foro Alternativo, que se realizó esa misma semana en la Casa de la Reconciliación.

El tema de la minería ha polarizado a amplios sectores de la sociedad. Unos se plantean la duda de si la explotación de los yacimientos de oro y plata beneficiará, aunque sea en mínima proporción, a una comunidad rural pobre y desprovista de oportunidades de desarrollo.

Otros insisten en afirmar que la actividad minera es la gallina de los huevos de oro y pretenden presentar al proyecto y a Montana Exploradora como los buenos de la película.

Sin embargo, este nuevo negocio, en el cual el Gobierno parece tener un singular interés, provoca desconfianza.

Por ejemplo, el doctor Morán, quien es un experto de reconocido prestigio a nivel mundial, manifiesta serias dudas respecto a la acuciosidad del estudio de impacto ambiental y a una aparente falta de investigación sobre el recurso hídrico de la zona en la cual se encuentra el yacimiento, componente esencial en el proceso de obtención del mineral, pero también elemento indispensable para garantizar la supervivencia de las comunidades aledañas a la excavación.

Tampoco inspira confianza el tono del mensaje público, tanto de la compañía como de las instituciones agrupadas a su alrededor, descalificando cualquier opinión en contra de las operaciones de minería a tajo abierto en San Marcos, como si ésta fuera una guerra entre grupos pro minería y grupos contra minería.

El tema aquí no es tanto la minería en sí, como la manera poco transparente en que se ha llevado a cabo la negociación, la forma arrogante en que se pretende acallar la protesta de las comunidades afectadas y la prepotencia de entidades cuyo poder político y económico no es por sí solo garantía de ética en el manejo de un proyecto que afectará decisivamente el futuro de la nación.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.