Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Sombras, nada más...
Por Carolina Vásquez Araya - Guatemala, 6 de diciembre de 2004

Educación, trabajo infantil, violencia doméstica, discriminación, racismo e impunidad.

Los informes de organismos nacionales e internacionales se han acumulado de tal manera durante los últimos meses, que para la gran mayoría de guatemaltecos ha sido imposible digerir la realidad de la situación en que se encuentra el país.

La cifra espeluznante de asesinatos que se cometen cada día y de los cuales una proporción importante corresponde a jóvenes, mujeres y niños, se mezcla al pavoroso índice de contagios por VIH/SIDA, cuyas víctimas se encuentran mayoritariamente en esos mismos segmentos.

Como si esto no fuera suficiente, está el escenario inocultable de millones de habitantes sobreviviendo por debajo de la línea de la pobreza, mientras miles de millones de quetzales continúan perdidos -y quizás irrecuperables- en cuentas ilegales en bancos extranjeros, a nombre de ex funcionarios de Estado.

También forman parte de este paisaje desolador las numerosas comunidades en lucha constante pero estéril por el derecho a la tierra, por el derecho al trabajo, por el derecho a la justicia y por el derecho a la educación, peleando por el territorio que les pertenece con los capos del narcotráfico.

Sin embargo, todos estos escenarios aparentemente inconexos están profundamente ligados entre sí. A menor educación, mayor es el desconocimiento de la población respecto de sus derechos y obligaciones, por ende serán más los casos de violencia intrafamiliar no denunciados, con el consiguiente incremento de los contagios por VIH/SIDA como resultado de la promiscuidad sexual y de las violaciones.

También esa carencia de instrucción básica resulta el perfecto caldo de cultivo para perpetuar los abusos contra la niñez, creando así un ambiente propicio para el desarrollo de jóvenes agresivos, quienes luego aplicarán a otros la violencia de la cual han sido víctimas desde su nacimiento.

En semejante contexto resulta cínico que el Ejecutivo pretenda engañar con una asignación mínima para la prevención de la pandemia del SIDA, si no desarrolla además una campaña masiva y abierta de educación sexual y reproductiva a nivel nacional.

O que tape los hoyos financieros del Ejército, mientras exige a los maestros que trabajen gratis para salvar el año escolar.

O que publicite el aumento del ingreso de turistas, mientras cada día se apilan los cadáveres de hombres, mujeres y niños en las morgues y los rateros políticos continúan viviendo y gozando de una vergonzosa impunidad, probablemente negociada.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.