Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Nido de ratas
Por Carolina Vásquez Araya - Guatemala, 22 de octubre de 2005
elquintopatio@mac.com

Existe la sospecha del ingreso en Guatemala de criminales de nivel internacional, quienes buscarían en este país un refugio ideal.

Las amenazas a la integridad nacional no vienen solamente de la naturaleza. Las peores son aquellas generadas por la debilidad institucional, la permeabilidad de las fronteras y el alto nivel de corrupción en todos los estratos del sistema estatal.

Estas razones hacen muy plausible la hipótesis de que Guatemala se esté transformando en un escondite perfecto, geográficamente estratégico y operativamente útil, para cualquier criminal buscado por la justicia internacional.

Con sus alforjas llenas de dinero y la audacia para actuar en cualquier rincón del planeta, no sólo pueden ingresar al territorio, sino también crear un círculo de protección virtualmente indestructible.

En esta peligrosa senda hacia la anarquía y la ingobernabilidad, uno de los factores determinantes es la fragilidad del sistema de justicia y la incapacidad del Estado para enderezar el rumbo de sus principales instituciones.

El tema importante del día deja de ser, entonces, el reacomodo del presupuesto general de la nación para atender a los sectores más necesitados o el aumento de integrantes para la Junta Directiva del Congreso, porque de una u otra manera la infiltración de elementos corruptos en todos los estamentos definirá la agenda nacional y manipulará las prioridades.

Esto ya se ha visto en anteriores ocasiones. Si actualmente la mirada está puesta sobre las consecuencias de la tormenta Stan y se ha generado un fuerte sentimiento de solidaridad a nivel social, también es preciso mantener la mente fría y la atención bien enfocada en los espacios inatendidos, porque habrá quienes aprovechen la distracción para extender sus tentáculos y consolidarse en nuevos territorios.

Guatemala es un país lleno de posibilidades, pero ha vivido agobiado por los errores de una clase política que se resiste a aprender de la experiencia y a enfocar sus acciones al bien colectivo en lugar de buscar el provecho personal.

Esto significa que en tanto no surjan líderes capaces, con amplio poder de convocatoria y conscientes de la trascendencia histórica de los actos realizados desde la administración del Gobierno, hablar de desarrollo, democracia o inserción en el mundo global, continuará siendo un discurso vacío.

La amenaza representada por la permeabilidad de las fronteras, entonces, es mucho más que una nube vaga e inconsistente sobre la seguridad de la nación. Es una realidad concreta y requiere de acciones específicas para combatirla.

Si las reformas en la estructura del Ejército de Guatemala han dejado a esa institución en una especie de limbo, la protección efectiva de las fronteras evitando el contrabando, el saqueo de sitios arqueológicos, el robo de maderas preciosas y el ingreso de criminales es una buena oportunidad para asumir un papel protagónico en defensa de su patria.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.