Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Las muertas
Por Carolina Vásquez Araya - Guatemala, 15 de noviembre de 2005
elquintopatio@mac.com

Nadie tiene derecho a acostumbrarse a la violencia. Menos aún, a los asesinatos cometidos contra mujeres, sean éstas quienes sean

Los crímenes contra mujeres continúan, tal como continúan la mal llamada “limpieza social”, los secuestros, asaltos, robos, extorsiones, fugas carcelarias y denuncias contra el abuso policial.

Ante esta innegable muestra de incapacidad oficial para detener el crimen, no hay excusa válida capaz de desvanecer la desconfianza del pueblo respecto a la capacidad de las autoridades.

Por eso, sería mejor que el ministro de Gobernación, en lugar de invitar a grupos de columnistas a desayunos privados con el objetivo de explicar los desafíos encontrados en esa cartera y los planes en desarrollo para ofrecer mayor seguridad a la ciudadanía, explicara directamente a la población —a través de una cadena nacional, recurso del cual dispone en cualquier momento-- por qué la violencia no disminuye y por qué sus planes no parecen funcionar.

Es posible que el ministro esté mal asesorado en cuestión de imagen y relaciones públicas, lo cierto es que no será a través de artículos de opinión como desvanecerá las dudas obvias sobre una gestión que no tiene visos de resolver el problema de la violencia extrema en que se encuentra sumido el país.

Los trabajos sofisticados de construcción de imagen funcionan en situaciones normales.

Cuando la crisis es evidente y amenaza la vida de la población y la supervivencia del sistema democrático, el único recurso válido es enfrentar la verdad, aceptar las debilidades y solicitar el apoyo de la ciudadanía —si es que ésta es una opción válida— de manera franca y directa.

Cualquier otra estrategia se percibe como un intento de tapar la realidad a través de cortinas de humo que no convencen a nadie.

La actitud diplomática y conciliadora entre los distintos grupos de poder, entre los cuales la Prensa tiene un sitio privilegiado, ya no tiene lugar ante la realidad que nos golpea cada día.

Los ministros de Estado con el presidente a la cabeza, han tenido muchas oportunidades para demostrar que son capaces y tienen la voluntad de cumplir lo prometido durante la campaña.

Es más, la ciudadanía ha sido generosa en brindarles una confianza casi excesiva, esperando resultados que jamás se verán y aceptando excusas absurdas para errores imperdonables.

Lo que se espera ahora de las autoridades es una reflexión seria y responsable, un trabajo de conciencia y la aceptación pública de una realidad que trasciende su capacidad de gestión e impide que el país avance.

Quizá de esa manera logren convocar a esa ciudadanía cansada de mentiras y consigan el apoyo y la cooperación que necesitan con urgencia.

Fuente: www.prensalibre.com - 141105


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.