Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4- 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Tierra de desastres
Por Carolina Vásquez Araya - Guatemala, l8 de junio de 2007
elquintopatio@mac.com

Los desastres naturales suceden en cualquier parte del mundo, pero en Guatemala quedan cortos en comparación con los cataclismos provocados por los humanos.

En estos días basta con echar una mirada a los titulares de prensa para entrar en una vorágine de vergüenza, incredulidad y deseos de huir. Aun cuando se trate de noticias relativamente positivas, pronto se descubre el mal escondido tras ellas, por lo general de la mano de algún político que saca raja de la situación.

Si la buena noticia es que en Guatemala se aprueba el Convenio de La Haya en materia de adopciones, pronto se descubre que mientras esta decisión sigue su lento trámite burocrático antes de tener plena vigencia, el tráfico de niños y niñas guatemaltecos se acelera hasta causar vértigo, y ya empiezan a surgir denuncias de tráfico de órganos, venta de niñas y niños para convertirlos en esclavos sexuales y otros horrores del mismo tenor.

Esto no es nuevo, pero es inconcebible que aun después de haberse debatido estos temas a nivel nacional y luego de investigaciones acuciosas realizadas por la Prensa y otras instituciones, los traficantes aún tengan el descaro de operar con total impunidad a vista y paciencia de las autoridades.

En esta manera de disfrazar los fracasos con sombrero de éxito, se incluyen las cifras de ingreso por turismo, en las cuales están mezcladas aquellas procedentes del turismo sexual, una variante muy poco honorable de esa industria, la cual también ha sido ampliamente denunciada por los medios de comunicación y algunas instituciones vinculadas al tema de derechos humanos.

Es preocupante también comprobar que mientras algunos candidatos en campaña prometen construir puentes en cada arroyo del camino, sus grupos de choque ya se han dado a la tarea de convertir al país en un campo de batalla con sus correspondientes muertos. A pesar de que estas denuncias ya han entrado en fase de investigación, las autoridades guardan silencio y no hacen señalamientos directos, aunque los ciudadanos sigan aportando su cuota de víctimas.

Algunos de los últimos acontecimientos de la arena política son especialmente bochornosos, como el sucedido en la asamblea del Partido de Avanzada Nacional. Pero aún peores son los pronósticos para organismos como el Congreso de la República, cuyas curules son disputadas por individuos cuyos antecedentes incluyen, en algunos casos, procesos penales por corrupción, estafa o extorsiones, por mencionar los menos chocantes.

La actual administración, mientras tanto, publicita descaradamente sus escasos logros en infraestructura mientras queda en evidencia, por un temblor sin mayores consecuencias, la total falta de preparación del país para enfrentar cualquier desastre natural.

Fuente: www.prensalibre.com - 160607


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.