Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mack y la esperanza
Por Dávila Estrada - Guatemala, 19 de marzo de 2007

Ciudadanía crítica –he ahí uno de nuestros retos esperanzadores.

¿Quiénes, cuándo, cómo se le ha fallado a la sociedad y al Estado al punto que rozan ya el fracaso y avistan el colapso? ¿Qué es sino fracaso de la sociedad, el sombrío prevalecer de la desconfianza, la incomunicación, la indiferencia, la segregación sectaria, el abuso, el racismo, la violencia y la muerte? ¿Cómo no hablar del Estado fracasado ante la casi total desinstitucionalización, corrupción, impunidad, clientelismo, desgobierno, ingobernabilidad, anomia? Hay quienes caracterizan la situación como un real o inminente colapso. El problema del “¡sálvese quien pueda!” que ello implica es que no todos somos propietarios de avión ni de casa siempre lista y amueblada en Miami; y que tampoco tenemos todos el agridulce coraje de emigrar…

Ahora bien, ¿cómo se llegó a esto y, peor aún, cómo se sigue espesando el pantano? ¿Qué actores y cuáles agentes han operado y siguen obrando la catástrofe? Se habla de elites, de castas, de poderes “ocultos” o “fácticos”, o del “crimen organizado”. Asimismo, se habla de nuestras actitudes y modos de vida, o específicamente en cuanto, de manera consciente o inconsciente (¿importa?), renegamos de nuestra ciudadanía, renunciamos al ejercicio de nuestros derechos y abjuramos de nuestras responsabilidades.

Si las imputaciones no han de quedarse en meros golpes de pecho desesperanzados, habrá que asegurarse de romper ejemplar y efectivamente la impunidad que alimenta el continuo socavamiento de la socialidad y la comunidad ciudadana. No será quizá esto la única clave para echarnos a andar hacia un cambio para mejor. Una sola clave para tanto mal sería mucho pedir. Pero es algo, bastante. Lo suficiente para hacer una pausa y agradecer a guatemaltecas ejemplares como las hermanas Mack, que sin cejar han trabajado por el “entierro de la impunidad”.

He ahí un eslogan y una labor esperanzadores. Esperanza no es solo esperar. Como si el futuro viniera de fuera, de un puro más allá, o aunque también así sea. Es hacia el futuro que aquel entierro y que tal lucha mira. En palabras de Helen, “en pro del establecimiento de un Estado democrático de derecho, impulsamos una ciudadanía crítica que demande el funcionamiento del Estado, un cambio de cultura y de comportamiento ético” (al recibir el Premio Rey de España de Derechos Humanos 2007).

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.