Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El proyecto de los “avioncitos”
Por Diego S. García - Guatemala, 26 de julio de 2013

El viceministro de la Defensa, Jorge Cifuentes, confirmó el día 19 julio, que la compra de las seis aeronaves Super Tucan, a la empresa brasileña “Embraer” quedó suspendida por una decisión “político–económica”. De acuerdo al funcionario, la orden fue dada días antes de que fuera relevado el ex ministro Ulises Anzueto, y no se han dado mayores detalles en qué consiste esa decisión política, porque desde el punto de vista económico se tienen los recursos para efectuar las compras.

Esa situación fue tomada con preocupación y falta de seriedad por el Organismo Legislativo. Ello porque en octubre pasado, en el seno de ese poder del Estado, y respaldado por el Ministerio de Finanzas, con más de 110 votos se aprobaron dos créditos que suman US$170 millones (alrededor de Q 1360 millones) destinados para la compra de ese equipo militar, contemplado dentro del Proyecto: Sistema de Comando, Control, Comunicación, Computación e Inteligencia, C4I. Para el referido proyecto C4I se aprobó un crédito con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil, BNDES, a un plazo de 12 años, y otro con el Banco Bilbao Vizcaya Argentina, BBVA, por un plazo de diez años.

El viceministro Cifuentes también indicó que se dio un adelanto financiero a una empresa, a la que le fue adjudicada la compra de los radares. Sin embargo dijo desconocer la razón del atraso en la entrega de esos equipos, cuando entrarán en operación y cuanto se ha cancelado.

Guatemala será el séptimo país en América Latina que contará con estos equipos después de Brasil, México, Chile, Ecuador, Colombia y República Dominicana. El sistema que se utilizará será compatible con el utilizado por Estados Unidos y México. El paquete entero comprende seis aeronaves, un centro de comando y control, el paquete logístico, repuestos, equipos de tierra y vuelo, suministro y servicios de entrenamiento y soporte técnico.

Pero es sospechosa la decisión de suspender la compra, porque el proyecto estuvo catalogado como de urgencia nacional en el Congreso. También se debe tomar en cuenta que después de aprobados, esos créditos son préstamos por lo que nos cobran intereses y pasado el tiempo esos recursos aún no se han utilizado para lo que fueron destinados. Tampoco se ha dado una respuesta satisfactoria que indique la verdadera causa por la cual no se comprará ese equipo.

El C4I es un proyecto del gobierno anterior, al que sistemáticamente se opuso el Partido Patriota desde la oposición destructiva que siempre mantuvo en el Congreso. Incluso las plumas afines al Patriota despotricaron desde los medios de comunicación contra ese proyecto. De la misma manera lo hicieron los empresarios al pronunciarse contra esa compra. Pero el Patriota se dio cuenta de lo positivo que sería el proyecto, por tal razón lo rechazó, pero para después llevarlo a cabo ellos cuando hicieran gobierno. Esa es la misma lógica utilizada con los programas sociales, y otras políticas realizadas por el anterior gobierno, que ahora el PP las implementa con otro nombre.

Prensa Libre indicaba en un editorial de la época, que la compra de los “avioncitos” como fue nombrado el proyecto para descalificarlo, causaba sospechas y planteaba la intención de aquel gobierno para agenciarse de fondos de última hora. Esto porque ya en la etapa final del anterior gobierno, era hasta ingenuo pensar que la compra mencionada tendría la autorización del Congreso de la República.

Este sistema es importante para la lucha contra las amenazas reales que en este momento tiene el Estado de Guatemala, como el narcotráfico, el crimen organizado, la desertificación y otros males que afectan a la sociedad. Este sistema también brindará respuesta a la problemática generada por los desastres naturales o sociales en forma integrada; así como está destinado a apoyar en la protección del ambiente de la Biósfera Maya y las fronteras. Además, tiene la capacidad de generar reportes, estadísticas y análisis de tendencias de misiones realizadas y la promoción de apoyo a operaciones de búsqueda y salvamento. Busca también expandir y modernizar los medios de comunicación, integrando los diversos recursos gubernamentales disponibles a fin de optimizarlos.

El C4I permitirá obtener y distribuir información actualizada para usuarios autorizados, permitiendo así una planificación estratégica de los recursos, monitoreo y control de operaciones. El proyecto no constituye únicamente la compra de los “avioncitos”; es un proyecto integral que permitirá detectar en tiempo real, cualquier nave aérea o marítima que irrumpa en el territorio nacional de manera clandestina, llevando sustancias prohibidas, armas o que se dedique a otros ilícitos. El C3I debe ser un garante de la defensa de la soberanía nacional e integridad del país, porque con su labor de protección y vigilancia al territorio nacional y espacio aéreo de los litorales y mares nacionales, permitiría combatir con más fuerza el narcotráfico y otras expresiones del crimen organizado.

Pero con su actuar y en especial la manipulación de proyectos como éste, el actual gobierno ha perdido total credibilidad ante la sociedad la cual no se ha beneficiado de sus políticas, porque sus intereses sólo están encaminados a congraciarse con el sector empresarial. Y el famoso corredor seco o canal interoceánico, es un claro ejemplo de ello, ya que es un proyecto con el cual beneficiará la inversión privada. Esto ya provocó el debate en el Congreso por las clausulas contenidas dentro de los objetivos del proyecto. De la misma forma toda su política económica, basada en la industria extractiva para beneficiar a capital transnacional y sus aliados locales o la industria del cemento que ha causado tanto rechazo en la población.

En ese estado de cosas, también es razonable pensar que la suspensión de la compra de los “avioncitos”, podría ser sospechosa en la medida que pueda ser acomodado para que sirva para conseguir recursos para los proyectos empresariales de los sectores afines al gobierno del Partido Patriota.

Fuente: www.i-dem.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.