Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Réquiem por el amo
Por Evelyn Blanck - Guatemala, 26 de agosto de 2005
eblanck@sigloxxi.com

En estos tiempos se habla de un "duelo por el padre", reconociendo que esta figura no es imprescindible"

"Padre nuestro, que est*s en los cielos...". ¿Dios es hombre y es padre? "Los padres de la patria...". ¿Los diputados son todos hombres y padres?

Ya en la época romana los senadores eran llamados "patres", término que encarnaba las ideas de amo, de dirigente, de poder. En tiempos arcaicos, cuando surge la familia patriarcal, los padres tenían plena potestad de decidir sobre el destino del resto de integrantes de ésta. Podían vender a la esposa, hijas y hasta hijos como esclavos, o bien decidir su esclavitud temporal como pago de deudas contraídas por él.

El concepto de familia patriarcal se ha transformado con el paso de los años, pero sobre todo con el desarrollo de legislación que norma la convivencia social. Los padres ahora no tienen plenos poderes sobre los "suyos"; lo que sí conservan en muchas culturas es su autoridad plena sobre éstas y éstos. Y perdura, sin duda, la imagen del padre que debe mantenerse frío y distante para conservar esa autoridad.

En muchos países del mundo opinan que este modelo está en crisis. El cada vez mayor ingreso de la mujer en el campo laboral, sus ausencias forzadas de casa, la independencia económica que ha adquirido y su nuevo papel como consumidora han modificado su rol social, al mismo tiempo que pone en cuestionamiento el del hombre.

Estas transformaciones en los modelos económicos han motivado el surgimiento de fenómenos sociales.

Uno de éstos, no estudiado que yo sepa en el país, es cómo la mayor independencia económica de la mujer ha facilitado a muchos hombres evadir la paternidad y sus responsabilidades económicas como coproveedor de la familia: la paternidad irresponsable.

Situaciones como esta inciden para el surgimiento de condiciones sociales adversas, pero, por otro lado, para que se produzcan cambios como el de la ampliación de la diversidad familiar. Ya no sólo se ve la familia nuclear (padre, madre, hijas, hijos), sino familias sólo con uno de los padres o encabezadas por los abuelos; o bien, familias recompuestas, integradas por homosexuales, etcétera.

En estos tiempos se habla incluso de un "duelo por el padre", como un reconocimiento de que esta figura ya no es imprescindible, pues una niña o niño puede crecer normalmente con dos mujeres lesbianas, o con un abuelo o tío, encargados de brindar esa imagen paterna.

La paternidad es un tema cuyo análisis se torna complicado en nuestros tiempos. Yo opto por verlo desde la óptica de los derechos humanos: niñas y niños tienen derecho a conocer y convivir con madres y padres. Las madres y los padres biológicos tienen derecho de conocer y convivir con sus hijas e hijos. Hay quienes, por supuesto, rechazarán el disfrute de esos derechos. Hay otras y otros para quienes la paternidad seguirá siendo un privilegio, cuyo ejercicio es, sin embargo, necesario revisar a la luz de las transformaciones sociales.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.