Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Repensar la ciudad: reto urgente
por Edgar Balsells - 29 de enero de 2005

Hay que repensar la ciudad, y se necesita de un nuevo liderazgo para ello.

“Piensa globalmente, pero actúa localmente”, dice la máxima de estos tiempos de retos complejos como los tratados de libre comercio con las grandes potencias, las negociaciones en la Organización Mundial de Comercio (OMC), la problemática de la minería, y una serie de dilemas y aventuras riesgosas que condicionan la vida de los guatemaltecos, como parte de una sociedad que se encuentra en la vorágine de acontecimientos en el Istmo centroamericano. Sin embargo, todo ello no debería impedir que nos aventuremos a repensar la ciudad en la época pos Arzú-Berger.

Desde hace ya dos décadas los vecinos citadinos le encomendamos a esos dos líderes históricos los destinos de la metrópoli. Muchos votamos por Arzú en la última elección, ante el temor de que el gangsterismo al estilo Rabbé llegara a hacer mella en el Palacio de La Loba; sin embargo, algunos de quienes así lo hicimos, estábamos plenamente conscientes de que los retos de la gran ciudad siguen allí, acumulándose, agotándose, volviéndose cada día más entrópicos y hasta cierto punto “intocables”. El gran incendio en el antiguo depósito de los desechos sólidos pareciera ser la punta del iceberg de que tan sólo con maquillajes, con proyectitos por aquí y por allá, y con agendas poco consensuadas ante el gran público, esta ciudad nunca podría ser el aposento de ese ansiado y tantas veces perseguido “Buen clima de las inversiones” con que tanto nos martillan nuestros liberales criollos, quienes ahora, por fin, se están volviendo fuertes creyentes del “Estado de Derecho”.

Hay que repensar la ciudad, y se necesita de un nuevo liderazgo para ello. Un liderazgo conectado del todo con las necesidades más apremiantes de los vecinos, principalmente los sectores populares y marginados quienes constituyen la gran mayoría, que no puede sufragarse las suculentas provisiones de servicios privados, a grandes precios, que forma parte de la cada vez más pequeña minoría de vecinos que tienen acceso inmediato a cualquier tipo de servicio urbano, y que se viene agrupando en verdaderos ghettos amurallados de condominios urbanos residenciales, en donde la seguridad y el temor ante la rebelión y violencia de los desposeídos es el común denominador del trajín citadino para este selecto grupo.

Los problemas de la gran ciudad siguen siendo los mismos desde que el recordado ‘Meme’ Colom se trazó una estrategia bombardeada por sus sucesores. El reto de la creación de una región metropolitana con una nueva gobernabilidad y con todos los mecanismos de coordinación y financiamiento necesarios es uno de los principales. Dicho reto se encuentra intocable hoy en día, siendo que problemas como el que ha enfrentado al eficiente Tono Coro y al mismo Arzú, retratan de cuerpo entero la poca madurez que priva: los más mínimos acuerdos han desaparecido y hasta la Corte Internacional de La Haya ha sido invocada, ridículamente, para solucionar un problema microscópico para tal organismo.

Agua, transporte, espacios de recreación y, en fin, todas aquellas necesidades de una vida urbana digna debería ser parte de la agenda pendiente de inscribirse para nosotros los sufridos vecinos de una de las más desordenadas urbes de Latinoamérica.

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.