Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Jean Ziegler y el genocidio silencioso
por Edgar Balsells - 12 de febrero de 2005

Hambrunas y opulencia son dos caras de la misma moneda.

Tal vez algunos lectores recordarán una serie de artículos que publiqué en esta columna hace algún tiempo sobre la corrupción corporativa de las grandes empresas privadas del mundo, y que en Guatemala es otro de los tabúes de los que nadie habla. Varios de tales artículos se referían a las actuaciones poco éticas del Union Bank de Suiza, que incluso persuadió a los expertos financieros del Banco de Guatemala a invertir nada menos que parte de las Reservas Monetarias Internacionales en valores de la hoy desprestigiada corporación texana ENRON.

Al estar indagando sobre estos temas, que están siendo abordados por muchos expertos administrativos últimamente, me topé con algunos análisis de sumo interesantes elaborados por el cientista social y político suizo, Jean Ziegler. Como no me desempeño en el campo de la tecnocracia internacional, jamás imaginé que Ziegler fuera el Comisionado de las Naciones Unidas Contra el Hambre, quien realizó una visita oficial a nuestro país la semana pasada. Así es que el autor reconocido de libros como El Oro Nazi, que ayudó a revelar el matrimonio por conveniencia que tuvo el fascismo alemán con los poderosos banqueros suizos, –que carburaban de “neutrales”– es también autor de El hambre en el mundo explicada a mi hijo. Ziegler sostiene en sus escritos que la gran desigualdad y concentración del ingreso mundial en pocas manos, es la principal causa de los males estructurales que aquejan a países como el nuestro y que ocasionan esa gran fábrica de pobres que es el modelo económico actual produciendo, ineluctablemente, hambre y tremendas penurias en la dignidad de las personas.

En el citado best seller sobre el espinoso tema de las hambrunas, Karim, hijo de Ziegler, mitad suizo y mitad egipcio, pregunta a su padre: “No consigo comprender que al inicio del nuevo milenio y en un planeta tan rico, haya tantos seres humanos que sigan muriendo de hambre”. Karim era muy chico, y el padre tuvo que encontrar una respuesta pedagógica: “Millones de seres humanos mueren de hambre cada año porque no tienen los medios económicos –u otros– para acceder a una alimentación suficiente”. Pasado el tiempo, Ziegler exclama en una entrevista al reconocido Diario El País de España: “yo he visto las víctimas, “¡El hambre es el escándalo de nuestra época!”, “El hambre es una especie de Genocidio Silencioso”.

Ziegler apunta, en sus prolíficos escritos sobre el tema: hambrunas y opulencia son dos caras de la misma moneda. Dentro del actual modelo económico pareciera ser que una no puede vivir sin la otra, en virtud de que el denominado “capitalismo salvaje”, ha creado unas oligarquías muy poderosas que obstaculizan el progreso global. Es por ello que el experto suizo no abordó el problema del hambre en Guatemala desde un punto de vista asistencialista y miope, como algunos lo abordan en el medio, como para salir del paso, o “taparle el ojo al macho”, sino como parte del atraso general que se vive y que necesita de reformas estructurales serias para superarlo.

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.